Señal en vivo

0:00
/

Fue el pasado 31 de marzo cuando en la Planta de Ácidos de la división Ventanas de Codelco, ubicada en la comuna de Puchuncaví, región de Valparaíso, cuando se visualizaron emisiones fugitivas que generaron preocupación entre vecinos y vecinas de la zona, lo que obligó a realizar una fiscalización del recinto.

La Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) constataron en esa oportunidad que las emisiones se produjeron en un horario donde se presentaban buenas condiciones de ventilación, no generando incidencia en las concentraciones de calidad de aire. Sin embargo, también desde la SMA aseguraron que toda la información recogida está siendo evaluada para poder determinar si el incidente corresponde a una contingencia particular o a un incumplimiento ambiental de la empresa

Diversas organizaciones sociales de Puchuncaví han asegurado que las fiscalizaciones que se han realizado no han sido del todo efectivas y que son hechos que se han estado repitiendo durante el último tiempo. Incluso, por el hecho en cuestión, se suspendieron las actividades de educación física en colegios de la comuna.

 

Un derrame de petróleo ocurrió nuevamente en la bahía de Quintero durante esta madrugada, se registró una fisura en una cañería en una línea de transferencia que estaba en desuso.

Los vecinos de Quintero comentaron que los propios pescadores estaban ayudando con mangas contenedoras que desplegaron en el mar, para evitar el avance del petróleo derramado.

Las autoridades comentaron que se debe a una filtración en el Puerto Ventanas y que, según la información preliminar, serían al menos 200 litros vertidos en el mar.

La usuaria de Instagram @carolina_estela, publicó videos de cómo estaba vertido el líquido oleoso en las costas de Quintero:

Por ahora, las autoridades de Quintero no se han referido al derrame ni a los posibles responsables del hecho.

Más de 160.000 personas murieron en 2020 en el mundo a causa de la contaminación atmosférica, pese a que la calidad del aire mejoró debido al confinamiento, según un informe de la ONG Greenpeace. La capital más contaminada del planeta fue Nueva Delhi, en la India, donde fallecieron unas 54.000 personas por la toxicidad de las partículas del aire.

Otras zonas con alta contaminación son Tokio, en Japón, donde habrían muerto otras 40.000 personas; también en Shanghái, en China; Sao Paulo, en Brasil; y Ciudad de México, en México.

Las partículas PM2.5 están consideradas como las más dañinas para la salud, y son generadas por el uso de carbón, petróleo y gas en vez de energías limpias. Afectan al corazón y los pulmones y aumentan las probabilidades de sufrir ataques de asma, además de un mayor riesgo de morir de covid-19. En Chile, se producen alrededor de 3.000 hospitalizaciones y cerca de 4.500 muertes al año por esta causa.