Señal en vivo

0:00
/

El Ministerio de Educación realizó un estudio en el cual se evidenció que los estudiantes que trabajan mientras estudian, aumentaron en 1,3 puntos porcentuales durante el 2020 y alcanzó el 4,9% a nivel nacional. Cifra que rompe la tendencia a la baja que se mantenía desde el 2010.

Durante el 2020, 31.418 jóvenes de 17 a 19 años, declararon tener una actividad laboral, haciendo crecer el empleo en el alumnado. Pese a que esta alza se evidenció a nivel nacional, el impacto no fue el mismo en todos los sectores, de hecho, los colegios municipales presentaron el mayor incremento.

En el país, los menores de edad pueden trabajar a partir de los 15 años, claro que deben contar con un permiso notarial de los padres y su jornada laboral no puede exceder las 30 horas semanales. Además, estas deben ser distribuidas en máximo 6 horas diarias en época escolar y hasta 8 en vacaciones.

Datos que generan preocupación en expertos por la posibilidad de que se afecte en el rendimiento académico ¿los motivos? La carga laboral podría no ser compatible con las prioridades educativas.