Funcionarios de tres recintos dependientes del Servicio de Salud Valdivia se mantienen en paro puesto que exigen mejoras laborales. Los trabajadores prestan sus servicios a honorarios y ejercen sus funciones en recintos de salud mental.

En la movilización, el Hospital de Día, Centro Comunitario de Salud Mental Amulen y el Centro Comunitario de Salud Mental de Las Ánimas de Valdivia están paralizados para exigir una mayor cantidad de días de licencias pagadas, entre otras demandas.

Los centros involucrados proponen crear una mesa de trabajo con el organismo de redes asistenciales para así mejorar las condiciones laborales de todos los trabajadores, a lo que el Servicio de Salud Valdivia informó que accederá a reunirse con los funcionarios para aclarar sus dudas y llegar a acuerdos.