Señal en vivo

0:00
/

Durante el domingo, un individuo disfrazado con una peluca de mujer, ingresó al Museo del Louvre en una silla de ruedas y lanzó una torta contra La Gioconda.

Si bien dicha obra se encuentra protegida por un cristal antibalas, los guardias del recinto sacaron al sujeto de la sala mientras gritaba "Piensen en la Tierra. Hay gente que está destrozando el Planeta. Es por ello que he hecho esto".

Tras el ataque al cuadro de Leonardo Da Vinci, el Museo del Louvre se negó este lunes a pronunciarse al respecto. Sin embargo, fuentes del museo indicaron a EFE que se interpuso una demanda contra el responsable.

En distintos videos publicados y difundido por usuarios en redes sociales se puede observar al individuo, sin embargo, ninguno capta el momento en el que se lanza el pastel.

La Gioconda

El cuadro de La Gioconda, o también conocido como La Monna Lisa, es una de las obras más famosas de Leonardo Da Vinci y del mundo. Fue creada en Florencia, ciudad italiana, entre los años 1503 y 1519.

Se dice que es un retrato de Lisa Gherardini, esposa del mercader Francesco del Giocondo. Otra teoría es que se trataría de “cierta dama florentina” según expresó el propio Da Vinci, haciendo referencia a una dama de renombre social. Aun así, la identidad de la modelo es un misterio.

Este cuadro ha sido víctima de varios eventos extraños como robos y vandalismo. El 21 de agosto de 1911 un antiguo empleado del Museo de Louvre, robó el cuadro en un hecho que fue verdaderamente escandaloso. Incluso Guillaume Apollinaire y Pablo Picasso fueron puestos bajo sospecha. Luego de dos años se logró encontrar al culpable y también al cuadro.

Otros de los ataques fue en 1956 cuando una mujer tiró ácido que dañó las partes inferiores. Luego, al próximo año, un ciudadano boliviano le lanzaría una piedra. Estos dos ataques derivaron a proteger la obra con un vidrio protector.

En 1974 fue prestado a Japón y en dicha ocasión una mujer pintó la exposición con pintura roja, aunque sin éxito, ya que se encontraba protegida.

Uno de los hechos más recientes sucedió en 2009 cuando le lanzaron una taza.