Señal en vivo

0:00
/

Durante un operativo policial instruido por la Fiscalía Regional de La Araucanía, la Policía de Investigaciones detuvo a un integrante de la comunidad de Chacaico. Según indican las autoridades, se trataría del principal sospechoso del homicidio del inspector de la PDI, Luis Morales Balcázar.

Según indican desde la Fiscalía, durante este operativo, se logró recuperar un fusil y municiones que, presuntamente, serían "compatibles con las usadas en el crimen".

Los hechos se remontan al 7 de enero del 2021, cuando 850 efectivos policiales participaron de un operativo policial en el que se buscaba incautar cerca de 4 mil plantas de marihuana. Tras iniciarse el allanamiento, los miembros de la PDI, sufrieron una emboscada donde murió el inspector Morales.

El detenido fue puesto a disposición del Ministerio Público y pasará a control de detención en las próximas horas.

Tras el incidente en La Araucanía, en el marco de la visita de la ministra del Interior, Izkia Siches, el Gobierno descartó presentar querellas. Sin embargo, el hecho está siendo investigado por la fiscalía como atentado a la autoridad.

Ante esto, la titular de la cartera aseguró que el "itinerario del Gobierno no ha cambiado" por lo que volverá a visitar la macrozona sur, luego de su viaje al norte, zona que vive un escenario complejo debido a la crisis migratoria. "Yo espero poder retornar sin problemas, vamos a estar presentes", indicó.

Finalmente, señaló que no será tarea fácil, pero que "la voluntad de empezar a construir puentes no solamente desde nuestro gobierno, sino desde el Estado de Chile".

Mediante su cuenta de Twitter, la Ministra del Interior, Izkia Siches, compartió imágenes del encuentro con el padre del comunero mapuche Camilo Catrillanca, Marcelo, comentando que se reunió con la familia “dentro de la jornada en la que buscamos establecer diálogo con las víctimas, territorios y autoridades”.

En la misma línea, señaló que “con más convicción que nunca reafirmamos nuestro camino. La violencia no nos detendrá”.

Recordemos que la secretaria de estado, de camino a reunirse con Marcelo Catrillanca, fue sorprendida con disparos mientras se dirigía a Temucuicui, en la comuna de Ercilla, en La Araucanía.

 

Una reunión de emergencia se llevó a cabo entre el Presidente de la República, Gabriel Boric, el Subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, y la Vocera de Gobierno, Camila Vallejo. Ante los hechos ocurridos en La Araucanía, específicamente, en Temucuicu.

Los hechos se desarrollaron mientras la ministra Siches, iba a reunirse con el padre de Camilo Catrillanca, en Ercilla. En ese momento, desconocidos realizaron balazos al aire en contra de la cápsula de seguridad ministerial.

Desde Palacio, la Vocera, Camila Vallejo, señaló que la secretaria de estado, se encuentra en buen estado, que no hay lesionados y que “sabíamos que iba a ser difícil (…) probablemente algunos no quieren el diálogo, sin embargo, va a continuar”. Confirmando de esta forma que el itinerario en La Araucanía continuará tal como está planeado. "Quien crea que puede intimidar a la ministra Siches, está muy equivocado" aseguró la vocera.

Ante las críticas en el Congreso para solicitar la Extensión del Estado de Excepción Constitucional de Emergencia en la zona sur del país, la Ministra Vocera de Gobierno, Camila Vallejo, señaló que “este hecho sucedió en el marco del Estado de Excepción”.

Esta mañana la Policía de Investigaciones homenajeó al funcionario fallecido en el operativo en la Araucanía, el inspector Luis Morales Balcázar. El allanamiento en Temucuicui ocurrido el jueves 7 de enero resultó también con 10 oficiales de la PDI heridos.

La emotiva ceremonia se realizó en Temuco con la presencia de Héctor Espinoza, director general de la PDI, y compañeros de la institución, y justo antes de que el féretro fuera trasladado a la Escuela de Investigaciones, donde se llevó a cabo una misa fúnebre con la presencia del presidente Sebastián Piñera.

En esta última ceremonia Piñera declaró que “no aceptaremos jamás, que en ningún lugar de Chile, bandas de crimen organizado o bandas de narcotraficantes, dispuestos a asesinar a personas inocentes, incluyendo a funcionarios de nuestras policías, tengan o utilicen armas militares en forma ilegal o administren redes de narcotráfico o plantaciones de drogas”.

 

La Defensoría de la Niñez confirmó que presentaron una Acción Constitucional de Amparo ante la Corte de Apelaciones de Temuco, por la detención de la hija de Camilo Catrillanca de sólo 7 años. El hecho habría ocurrido ayer durante el operativo de la PDI en Temucuicui.

El comunicado de la institución señala que la acción va dirigida contra el Director General de la PDI, Héctor Espinosa, el Prefecto Inspector Jefe de la Zona La Araucanía y contra los funcionarios involucrados, "por vulnerar el derecho constitucional de la libertad personal y seguridad individual" de la niña de iniciales G.P.C.A.

De acuerdo a los antecedentes, la menor permaneció detenida por tres horas al interior de un vehículo de la PDI, hasta que fue entregada a Marcelo Catrillanca, su abuelo. La Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, dijo que "la actuación... constituye una privación, perturbación o amenaza del derecho a la libertad y seguridad".

Mientras que el director de la Policía de Investigaciones dijo al ser consultado por la prensa que la denuncia es falsa, que ella nunca estuvo detenida y aprovechó de enviarle un mensaje a la Defensoría: "Le pido que se informe mejor antes de dar a conocer este tipo de información".

 

Siete ex carabineros y un abogado que prestaba servicios a la institución fueron condenados por el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, el 14 de noviembre de 2018 en medio de un operativo policial, en la comunidad de Temucuicui.

En detalle, el excarabinero Carlos Alarcón Molina, fue declarado culpable por homicidio simple consumado y homicidio simple frustrado. Este último por los delitos contra el menor que acompañaba a Catrillanca.

El resto fue declarado culpable de apremios ilegítimos, disparo injustificado y obstrucción a la investigación. El padre de Camilo Catrillanca,  manifestó su disconformidad por el resultado del proceso, ya que buscaba condenas por presidio perpetuo, y anunció que recurrirá a justicia internacional.

El caso de Camilo Catrillanca, un hito que cambió la relación ente el pueblo mapuche, los chilenos, el Estado de Chile y, claramente, Carabineros. La vida de la familia Catrillanca Marín y de la comunidad de Temucuicui, después del día 14 de noviembre del año 2018, cambió para siempre. En esa jornada, el comunero fue víctima de un disparo efectuado por Carlos Alarcón, funcionario de Carabineros en ese entonces, donde provocó la muerte de Camilo Catrillanca.

El juicio oral se había iniciado en marzo de este año, pero debido a la pandemia COVID-19, fue postergado para el martes 27 de octubre en modalidad semipresencial.

Son siete funcionarios de Carabineros y un abogado de la institución policial los cuales son acusados por el Ministerio Público en el marco del caso como autores de delitos de homicidio consumado; homicidio frustrado y apremios ilegítimos a un menor, obstrucción a la investigación, falsificación de instrumento público, infidelidad en la custodia de documentos y prevaricación.

De acuerdo a los antecedentes del caso, para ese 14 de noviembre, en el sector de Pidima, región de La Araucanía, se inició una persecución policial tras el robo de tres vehículos, lo cual finalizó con una patrulla al interior de la comunidad de Temucuicui. Fue allí donde los uniformados dispararon al comunero mapuche, Camilo Catrillanca.

 

El domingo se decretó la prisión preventiva para Sebastián Daniel Queipul Marillánd de 22 años y para su padre Daniel Eladio Queipul Pallaleo de 48. Ambos son comuneros mapuche e integrantes de la comunidad de Temucuicui quienes están siendo investigados por la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado y la Fiscalía de Collipulli.

Los implicados fueron acusados junto a otras dos personas por infracción a la Ley de Armas cuando compraban 550 municiones que fueron incautadas en Angol, además de dinero en efectivo y de los vehículos en los que se movilizaban. Los imputados estarían vinculados en ataques incendiarios, situación que están en investigación.