Señal en vivo

0:00
/

La Dirección del Trabajo emitió un dictamen con el que permite a los padres realizar sus labores vía teletrabajo. Esto luego de que el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación oficializaran una extensión y adelanto de las vacaciones de invierno.

El documento establece que "el empleador deberá ofrecer al trabajador que tenga el cuidado personal de al menos un niño o niña menor de 12 años, que se vea afectado por dichas circunstancias, la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo".

Agrega que esto será "en la medida que la naturaleza de sus funciones lo permitiere, sin reducción de remuneraciones".

El dictamen también menciona que "la autoridad sanitaria manifiesta que, la misma experiencia ha mostrado que la pausa de actividades educacionales ha sido una medida efectiva para la descompresión de la red asistencial pediátrica".

La última encuesta Smart Work abordó los cambios que provocó la pandemia en lo que entendíamos como trabajo. En esa línea un 68% de los empleados espera que una vez terminada la crisis del coronavirus, puedan trabajar al menos 3 días por semana de manera online; mientras que un 23% quiere optar a esta modalidad 2 días a la semana.
Ricardo Dorado, director de Crecimiento de Fundación País Digital, comentó por qué el teletrabajo llegó para quedarse:

Para Daniela Saavedra, socia adjunta People Advisory de la consultora y auditora EY, es clave diseñar experiencias que sean válidas para cada grupo:

En la encuesta elaborada por EY, País Digital y Caja Los Andes, se contó con la opinión de casi 90 empleadores, de ellos un 72% dijo que el teletrabajo tuvo un impacto positivo sobre el clima laboral, mientras que de los casi 350 mil empleados consultados, un 57% también valoró positivamente el impacto en el ambiente del trabajo.
Uno de los puntos más destacados fuer el ahorro de tiempo para dedicarlo a la familia, mientras que entre las desventajas se mencionó la menor comunicación con el equipo y la falta de límites entre la vida laboral y personal.

El ministro de la segpres, Juan José Ossa, aseguró que el presidente de la república ya firmó el decreto promulgatorio para el proyecto de ley que permite el teletrabajo como opción para madres y padres a cargo de menores de 12 años, mientras que en el país se establezca una alerta sanitaria.

La impulsora del proyecto y senadora de Renovación Nacional, Marcela Sabat valoró la disposición del ejecutivo al estar a un paso de la promulgación:

Recordemos que la ley comenzará a regir después de 5 meses de que sea promulgada por el presidente y publicada en el Diario Oficial y para hacer efectivo el beneficio, los trabajadores deberán  entregarle al empleador una declaración jurada de que dicho cuidado lo ejercen sin ayuda ni concurrencia de un adulto además podrán hacerlo personas que tengan a su cuidado familiares en situación de discapacidad, que deberá acreditar mediante un certificado del Registro Nacional de la Discapacidad, su rol como cuidador.

Desde la llegada de la pandemia, todas las personas debieron ajustarse a las condiciones de confinamiento y continuar con sus labores, por ejemplo, la implementación del teletrabajo, en el país, el 68% de los empleados espera trabajar al menos 3 días de forma online, cuando se levante la alerta sanitaria, mientras que el 23% espera hacerlo por 2 días, así lo señala la encuesta Smart Work, País Digital y Caja Los Andes.

El sondeo reveló que el teletrabajo ha sido una medida favorable y positiva sobre todo para un clima laboral grato, donde el 49% de los empleados señalaron que están mucho más o más productivos en esta modalidad, donde se evidencia el ahorro de tiempo con el 59% y más tiempo en familia con 29.

Mientras por la vereda contraria, las desventajas que más se hacen notar, son menor comunicación con el equipo con el 25% y la falta de límites entre la vida laboral y personal con el 26%.

El pasado 21 de junio se aprobó por unanimidad el proyecto de ley que establece el trabajo a distancia para el cuidado de niños y niñas en caso de pandemia.

La historia se remonta al texto legal que fue presentado por las senadoras Marcela Sabat, Carmen Gloria Aravena, Carolina Goic, Adriana Muñoz y Ena Von Baer donde se estableció que ante la declaración de estado de catástrofe por calamidad pública o alerta sanitaria por epidemia o pandemia, debía considerarse como una prioridad la labor a distancia de trabajadoras o trabajadores para poder cuidar a niños y niñas menores de 12 años o de personas con discapacidad.

Una realidad que quedó en evidencia ante la crisis generada por el  Covid-19, y que según explicó Marta Manríquez, Directora de FoqusChile, pone sobre la mesa otro tema importante a debatir legalmente:

Hasta ahora solo falta que esta Ley que modifica el Código del Trabajo sea promulgada por el Presidente de la República, y así permitir que cuando la autoridad adopte medidas que impliquen – como ahora – el cierre de colegios de educación básica o impidan la asistencia, el empleador deba ofrecer obligatoriamente la opción del trabajo a distancia a quienes lo necesiten, sin poner en riesgo el salario comprometido.

Una vez promulgado, para hacer efectivo el beneficio, los trabajadores deberán presentar una declaración jurada donde se indique que el cuidado lo realizan sin ayuda o asistencia de otro adulto.

El Senado aprobó por unanimidad las indicaciones previas ingresadas por la Cámara de Diputadas y Diputados al proyecto de ley que establece el teletrabajo para personas que estén al cuidado de niños y niñas. Por consiguiente, la cámara alta remitió esta iniciativa al Ejecutivo para su promulgación.

El proyecto, presentado por un grupo de senadoras, establece como prioridad un régimen de trabajo a distancia para trabajadoras o trabajadores con el objeto de realizar el cuidado de niños y niñas menores de 12 años o de personas con discapacidad, en caso de declaración de estado de catástrofe por calamidad pública o alerta sanitaria por epidemia o pandemia a causa de una enfermedad contagiosa.

Con esto, la ley permitirá asegurar que en el caso que la autoridad adopte medidas que impliquen el cierre de establecimientos de educación básica o impidan la asistencia a los mismos, el empleador deberá ofrecer a las y los trabajadores la modalidad de trabajo a distancia.

Para hacer efectivo el beneficio, que no considera reducción de las remuneraciones, los trabajadores deberán entregar al empleador una declaración jurada de que dicho cuidado lo ejercen sin ayuda o concurrencia de otra persona adulta o, en el caso de aquellos trabajadores que tengan a su cuidado personas con discapacidad, deberán acreditar, a través del respectivo certificado de inscripción en el Registro Nacional de la Discapacidad, su rol como cuidadores.

Ya ha pasado más de un año desde la llegada de la pandemia y son muchas las personas que realizan sus funciones de trabajo desde sus casas. Uno de los tantos cambios que ha llegado para quedarse, y que al principio, parecía ser un beneficio, pero hoy en día ya no lo es.

La falta de interacción cara a cara con el entorno laboral, el estrés del encierro indefinido, el rol múltiple que ha tenido que asumir gran parte de la población, el miedo a perder el empleo debido a los vaivenes de la economía, son uno de los motivos por los cuales el 84% quiere volver a la presencialidad lo más pronto posible.

Así lo evidencia el último informe Workmonitor de la consultora internacional de Recursos Humanos, Randstad. El estudio demuestra que más de los 800 casos consultados admitió que le gustaría volver a los lugares de trabajo, posicionándonos como país en el número 9 entre las naciones consultadas en la medición. Consultados también por la productividad el 66% reconoció haber bajado su desempeño y el 30% dice que se debe al nivel de estrés durante el período.

La empresa chilena People & Partners decidió que, a partir de mayo de este año, reducirá de forma definitiva su semana laboral a 4 días.

La iniciativa denominada “viernes libres por siempre”, informaron, busca mejorar la calidad de vida de sus colaboradores “e inspirar a otras empresas a sumarse a esta nueva tendencia” de flexibilidad laboral.

“La noticia generó diversas reacciones positivas en nuestro equipo, entre ellas agradecimiento y manifestaciones sobre el orgullo de trabajar en un lugar que se preocupa por las personas”, contó Janet Spröhnle, directora ejecutiva de People & Partners.

Spröhnle comentó que varios de los trabajadores publicaron esta noticia en sus redes sociales, lo cual hizo que incluso recibieran muchos currículums de personas queriendo integrar el equipo.

Si bien desde la consultora reconocen que la medida no fue tomada de la noche a la mañana, ya que requirió de llegar a acuerdos y crear una metodología para mantener los buenos niveles de servicio, la decisión se basó en el nivel de compromiso y confianza vistos durante los tiempos más álgidos de la crisis sanitaria en 2020.

“La idea es medir resultados en función de objetivos y no en base a la cantidad de horas frente al computador”,subrayó la ejecutiva.

“Un cambio efectivo se logra con sistemas 4×3, es decir, tres días libres consecutivos, lo que permite balancear la vida personal y laboral, aumentar los niveles de bienestar y reducir la posibilidad de sufrir enfermedades asociadas al estrés”, indicó Janet Spröhnle.

 

Este año, aumentó el porcentaje de quienes aseguran que han comenzado su trabajo de forma presencial, alcanzando el 62%, según la última Encuesta Cadem, mientras que el 19% dice estar teletrabajando y 16% se encuentra en un régimen mixto. Y 89% dice que prefiere esperar antes de volver a trabajar de manera presencial.

En cuanto a las vacunas, hay 77% de disposición absoluta hacia la vacuna. Además, 67% confía en que a Chile llegarán vacunas suficientes para todos, 18 puntos más que en enero de este año. Pfizer/BionTech sigue siendo la más confiable, seguida por la de Oxford y en tercer lugar la de Sinovac, aunque esta última aumentó 10 puntos su nivel de confianza respecto a enero.

Sobre las instituciones mejor evaluadas figura en primer lugar Bomberos, con 99% de aprobación, seguido por el Colegio Médico, con 77%; la PDI, con 73%; el Registro Civil, con 67%; la Armada, con 66%; la Fuerza Aérea, con 65%; las Municipalidades, con 61%; el Ejército y el Servel, con 56%; y el Banco Central, con 50%.

El 58% de las empresas planea volver al trabajo presencial a fin de año o a principios de 2021, según una encuesta realizada por la Asociación Chilena de Seguridad (AChS) y la consultora McKinsey.

El estudio estableció que el 18% de las compañías consultadas planea retornar durante el segundo trimestre del próximo año. Hasta el 4 de agosto pasado, sólo el 22% de las empresas había retornado al trabajo presencial, con más del 95% de sus empleados.

Sin embargo, otra encuesta realizada por la consultora Talana, que abarca un mayor número de empresas consultadas, afirmó que poco más del 70% de las empresas planea mantener el teletrabajo de alguna manera, para algunos o incluso todos los trabajadores.

El Senado despachó a tercer trámite constitucional, el proyecto de ley que posibilita el trabajo a distancia de mujeres embarazadas en casos de pandemia.

En concreto, permite el teletrabajo mientras durante un estado de excepción constitucional a causa de una enfermedad contagiosa, o bien destinarla a labores que no requieran contacto con público. Además, no podrán reducirles sus remuneraciones.

La iniciativa también incluye "la emisión de licencias médicas por enfermedad grave del niño o niña menor de un año, y extiende el fuero maternal, cuyo término ocurra durante la vigencia del estado de excepción constitucional". La medida fue aprobada de forma unánime.

El teletrabajo ha sido fundamental para la productividad y funcionamiento de las empresas en tiempos de pandemia. Y el proceso de desconfinamiento o transición en diferentes regiones y comunas del país pondrá en jaque la modalidad del trabajo presencial.

El teletrabajo ha superado las expectativas de muchas empresas, por lo que una importante cantidad de organizaciones piensan incluir este régimen de forma permanente, incluso cuando las medidas de prevención de contagio se vayan liberando. Anastasia Samokhvalova, Consultora senior de Page Personnel, comentó sobre esta nueva modalidad de trabajo.

Flexibilidad y oportunidades laborales que podrán beneficiar, por ejemplo, a personas que vivan en otras regiones del lugar físico de trabajo. El 50% de las empresas estima que ejecutará este régimen mixto de forma permanente. Con esto, las compañías tendrían menor inversión en términos de espacios de trabajo, habilitando lugares más simples y con mayor libertad para sus colaboradores.