Señal en vivo

0:00
/

Ya ha pasado más de un año desde el inicio de la pandemia y el Ministerio Público envió un instructivo que modifica el actuar de carabineros frente a las detenciones por infracción a las normas sanitarias.

Los funcionarios policiales podrán detener a las personas solo en tres situaciones: cuando exista un riesgo real a la salud pública, en fiestas clandestinas y donde haya aglomeración de público. En caso contrario, su tarea será recopilar información y enviar el informe a la Seremi de Salud para que inicie el sumario, institución que quedará a cargo del proceso.

La subsecretaria Paula Daza se refirió a esto:

En otro ámbito relacionado, la Corte de Apelaciones de Valparaíso determinó que la falsificación del permiso de desplazamiento de comisaría virtual no es un delito, por lo que la detención por esta situación sería ilegal.

El diputado de Renovación Nacional, Sebastián Torrealba, entregó datos que corresponden a una investigación que recopila datos desde 2014 hasta 2019, donde revelan infracciones por soborno, consumo y tráfico de drogas, en donde se registraron 4 056 sumarios por casos de corrupción en gendarmería iniciando el nuevo Plan Anticorrupción del gobierno.

El director de la institución aclara que descubrieron entre 2018 y 2019 la desvinculación de 323 funcionarios por hechos relacionados a la corrupción. Por esa razón el parlamento solicitó ante gendarmería la cantidad de investigaciones ha conocido los diversos centros penales del país.

Según el diputado la investigación se inició debido a las denuncias generados por los vecinos cercanos al distrito de Torrealba, quienes comentaban que gendarmería tenía estrechas conexiones con el exterior con eltráfico de drogas, por ese motivo el director de Gendarmería respondió que se está tomando cartas en el asunto desde 2018 y mediante el Plan de Anticorrupción.

Ayer el General Director de Carabineros anunció que la institución tiene más de 800 sumarios en curso frente a las denuncias de Violaciones a los Derechos Humanos durante el estallido social. Según el diario La Tercera, ya van 8 Carabineros dados de baja por incumplimientos graves de protocolos y aplicación de la fuerza innecesaria.

Otras investigaciones mantienen a varios funcionarios separados de sus funciones, en tanto otro grupo continúa sus labores pero tendrán anotaciones en su hoja de vida. Sin embargo esto no es lo único. La máxima autoridad de Carabineros tomó la decisión de llamar a retiro a cuatro altos mandos.

Uno de los que jubila es el General a cargo de Fuerzas Especiales, GOPE y Radio Patrullas. También se llamó a retiro al jefe de la Primera Zona de Tarapacá, el jefe de Magallanes y la Antártica y el Director de Planificación y Desarrollo a nivel nacional. Esta es la primera etapa, pues los procesos continúan al interior de Carabineros.

El general director de Carabineros, Mario Rozas, admitió este jueves que hay una "certeza administrativa que hay responsabilidad de los carabineros involucrados" en denuncias de violaciones a los derechos humanos durante las manifestaciones sociales.

Rozas, afirmó que de las 856 investigaciones, algunas ya están en fase de término, dando como resultado que ciertos efectivos han participado de algunos hechos "repudiables" durante la crisis social, por lo cual se aplicarán sanciones.

Además, precisó que las investigaciones, "en forma paralela, indudablemente esto continúa por la arista penal a través del Ministerio Público, donde hemos prestado toda la colaboración para que estos casos se puedan esclarecer", añadió.

El oficial también resaltó que su cargo está a disposición “si ellos lo estiman conveniente”, añadiendo que “somos obedientes, no deliberantes y soy el primero en acatar esa decisión”.