Señal en vivo

0:00
/

La Cámara de Diputados aprobó durante la sesión plenaria de este martes, la restitución del voto obligatorio, por lo que el proyecto de reforma constitucional pasará ahora al Senado para su discusión. La iniciativa fue aprobada por 105 votos a favor (13 más de los que se necesitaba para cumplir con el quórum) 33 en contra y 9 abstenciones.

De esta manera, el proyecto pasó a su segundo trámite legislativo en la Cámara Alta, para ser debatido en general y particular en comisión y en la Sala. Eso sí, de aprobarse este proyecto en el Senado, la reforma regirá una vez que se modifique la ley orgánica constitucional respectiva.

Uno de los discursos durante la sesión plenaria, fue del diputado Pepe Auth, escuchemos sus declaraciones:

El sistema de sufragio obligatorio en el país estuvo vigente hasta el 31 de enero de 2012 cuando, durante el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera comenzó a regir la ley N° 20.568 de inscripción automática y voto voluntario, que eliminó la sanción por el incumplimiento de la obligación de votar. Su debut ese año fue durante las elecciones municipales con una alta abstención que alcanzó el 57%.

El Servicio Electoral de Chile confirmó mediante twitter que los votos que tengan leyendas, señales gráficas o dobleces, serán totalmente válidos, si es que la preferencia de estos se encuentra totalmente clara. Según el tweet, lo único que dejaría el sufragio invalido es que se marque más de una preferencia.

Sin embargo, desde el Servel llaman a realizar las votaciones como está tipificado en la ley, lo que significa “marca solo una raya vertical sobre la horizontal” en la alternativa de su preferencia. Esto porque si el voto tiene alguna marca se tiene que tipificar en las actas y podría generar objeciones en algunas mesas.

Toda esta aclaración que realiza el Servicio Electoral es porque el pasado lunes el movimiento de Unidad Social entregó un comunicado que hacía un llamado a marcar “AC” en el voto del plebiscito de abril próximo. Este convocatoria se realiza,porque según las 100 organizaciones sociales que componen el movimiento, nuestro país necesita “una verdadera Asamblea Constituyente soberana y originaria”.

Argumentando la falta de madurez y las incoherencias con los estándares de edad que existen en nuestra legislación, el Senado rechazó la moción que proponía rebajar la edad para ser ciudadano y otorga el derecho de sufragio en elecciones municipales a quienes hayan cumplido 14 años de edad.

Esto, por 12 votos a favor, 20 en contra y 4 abstenciones. La iniciativa tenía entre sus objetivos, reconocer la calidad de ciudadano a los jóvenes que hayan cumplido 16 años de edad y, por ende, el derecho a voto en las elecciones parlamentarias y de presidente de la república, y a los mayores de 14 años de edad, el derecho a sufragio en las elecciones municipales, a fin de facilitar su participación democrática.

Cabe consignar que en la Comisión de Derechos Humanos, instancia que estudió el proyecto de ley, se escuchó a una centena de organizaciones y jóvenes quienes expusieron sus visiones respecto a la propuesta.