Señal en vivo

0:00
/

Distintas organizaciones ambientales culpan a un grupo compuesto por casi treinta salmoneras de estar llevando a cabo sus operaciones de manera ilegal al interior de distintos Parques Nacionales ubicados en la Patagonia del sur de Chile.

La presidenta de Oceana, una ONG internacional, Liesbeth van der Meer, denunció que "tanto Contraloría como el Tratado de la Convención de Washington, del cual Chile es firmante, prohíben la salmonicultura en zonas aledañas a Parques Nacionales, entonces ¿Cómo explicamos las presencia de jaulas en 3 Parques Nacionales?".

Por su parte, Álvaro Montaña, perteneciente a la Agrupación Defendamos Chiloé, declaró que "es impactante e inconcebible que una industria que es intensiva en el uso de antimicrobianos, pesticidas y que genera severos impactos en el medioambiente nativo, incluso generando condiciones de pérdidas, parcial y total de oxígeno en los fondos marinos como la industria salmonera, siga operando en las aguas de los Parques Nacionales".

Composición de las concesiones salmoneras

Según las distintas organizaciones ambientales que están denunciando esta situación, las concesiones se distribuirían con 19 sectores en el interior del Parque Nacional Alberto de Agostini (Magallanes), 4 ubicados en la Laguna San Rafael y otros 4 en el Parque Nacional Isla Magdalena (Aysén).

Ante esta situación, Alejandro Núñez declaró que "estas actividades de la industria salmonicultura, con especies introducidas y metodologías de trabajo muchas veces fuera de la praxis de la ética y la moral, me parece que no está bien".

Las distintas entidades denunciantes presentarán sus reclamos de manera formal ante la Superintendencia de Medio Ambiente durante esta semana.

Un proyecto de