Señal en vivo

0:00
/

Al menos 300 internos solicitaron mayor protección al interior de la cárcel de Valdivia, en la Región de Los Ríos.

La situación se volvió crítica ya que se han registrado tres homicidios durante los últimos meses. El último se produjo a inicios de esta semana donde la víctima fue un joven de 21 años. Los otros casos se produjeron en agosto y mayo, respectivamente.

El Seremi de Justicia de Los Ríos, Esteban Matus, confirmó las solicitudes que exigen medidas de separación y otorgar mayor vigilancia y aislamiento. Además, reconoció que existe un problema de seguridad al interior del penal sureño.

De acuerdo a la versión del mismo funcionario de Gobierno, los problemas se acrecentaron tras la llegada de otros internos provenientes desde distintos puntos del país. La problemática se evidencia con fuerza sobre todo en el módulo 43.

Cabe destacar que actualmente la cárcel de Valdivia cuenta con la presencia de al menos 1450 personas que hoy se encuentran cumpliendo condena.

En la jornada de este martes, se dio a conocer un brote de Covid-19 dentro del Centro de Detención Preventiva Santiago Sur, más conocido como ex Penitenciaria.

En este contexto, se han registrado al menos 217 casos positivos dentro del recinto, según fuentes cercanas a Radio Bío Bío.

El centro se encuentra en cuarentena y como medida preventiva, se suspendieron las actividades que implican reuniones con familiares y abogados en el centro.

Los casos se registran este lunes, primera vez en cinco días que se registran casos bajo los 30 mil.

 

El ministerio de Justicia anunció el regreso gradual de las visitas para las personas privadas de libertad en recintos penitenciarios. Desde diciembre se retomará el proceso, luego que la visitas fueran suspendidas para evitar contagios de coronavirus.

El ministro de la cartera, Hernán Larraín, aseguró que trabajarán para que todas las familias puedan reunirse, a nivel nacional, antes de la navidad. Hasta ahora, muchas cárceles del país tienen implementado un sistema de “videovisitas”.

El ministro informó que el plan fue desarrollado con el apoyo del ministerio de Salud, el Colegio Médico, el Hospital Clínico de la Universidad de Chile y el Departamento de Salud de Gendarmería de Chile.

Un completo operativo se llevó a cabo al interior de la Cárcel de Valparaíso luego de que Gendarmería recibiera información relativa a un intento de fuga. Los hechos ocurrieron durante las últimas horas y ameritaron que se realizara una fiscalización en varios puntos del recinto penitenciario.

Así es como funcionarios uniformados consiguieron decomisar elementos que iban a ser usados por internos para escapar del lugar. Cuatro sogas de 79 metros de largo y barrotes que habían sido sacados a la fuerza de distintas celdas.

De inmediato todos esos elementos fueron retirados y, a partir de las celdas que resultaron dañadas, el organismo consiguió identificar a los cuatro internos del módulo 107 que pretendían escapar. Posterior a esos hechos, Gendarmería ordenó además una fiscalización general del recinto penitenciario.

En el proceso fueron encontrados e incautados teléfonos celulares, fermento de fabricación artesanal y otros elementos prohibidos para las personas que están privadas de libertad.

El Colegio Médico advirtió que el Coronavirus está fuera de control en las cárceles de La Serena, Valparaíso, la ex Penitenciaría de Santiago, Puente Alto y Valdivia. Estos recintos penitenciarios que reúnen a más del 25% de la población total de los presos del país.

El informe del Colegio Médico se basa en análisis y observaciones directas en estos cinco penales. Y acusan que se ha informado por diversas vías al Ministerio de Salud solicitando ayuda urgente, no habiendo respuesta oportuna hasta el momento”.

Advierten que si no logran controlar el brote, se podrían lamentar muchas muertes de reos y personal de Gendarmería. Además, la emergencia causará más colapso en la red de salud, alarma y descontrol de la población penal, motines, toma de rehenes e intentos de fuga.

Un proyecto de