Señal en vivo

0:00
/

El denominado “Plan B” o proyecto de reforma que rebaja el quórum para realizar modificaciones a la actual Constitución, tendrá algunos cambios en su paso por el Congreso. Y es que desde La Moneda, se anunció que se pondrá suma urgencia a la moción.

Entre los principales objetivos de poner suma urgencia, va de la mano con que la iniciativa sea despachada previo al Plebiscito de Nueva Constitución del próximo 4 de septiembre.

Sobre el trabajo legislativo, la propuesta será votada en la Cámara de Diputadas y Diputados, donde se espera que se apruebe y vuelva nuevamente al Senado a fines del mes de agosto. De esta forma, podría promulgarse previo a concurrir a las urnas.

A su vez, la reforma de los 4/7 ya fue aprobada en el Senado, donde terminó con 11 votos a favor y solo uno en contra. También tuvo un paso favorable por la Comisión de Constitución de la Cámara Baja.

El Senado aprobó en general y particular el proyecto que rebaja el quórum de reforma constitucional a 4/7. Ahora la moción pasará a la Cámara de Diputadas y Diputados para su discusión.

El denominado “Plan B”, fue aprobado en la Cámara Alta con 41 votos a favor, dos en contra, de la senadora Fabiola Campillai y Francisco Huenchumilla, además de la abstención del parlamentario Rojo Edwards.

Uno de los momentos más tensos en la sala, se registró cuando senadores partidarios del Apruebo y el Rechazo, se emplazaron durante la sesión que rebaja el quórum de reforma constitucional.

“Hay desconfianzas de lado y lado, pero cuando hay miedo, hay división. Tienen que surgir los grandes acuerdos, y la votación histórica hoy en el Senado da cuenta de ello. Un proyecto que viene no de la derecha, se equivoca el senador Núñez”, dijo el senador Matías Walker.

Este martes, el Pleno de la Convención Constitucional aprobó el nuevo quórum para modificar la nueva Constitución, en caso de ser aprobada.

Con esta iniciaitva, se necesitará un mínimo de 4/7 para que el actual Congreso pueda aplicar reformas a la nueva Carta Magna.

El artículo señala que “hasta el 11 de marzo de 2026, para la aprobación de los proyectos de reforma constitucional se requerirá el voto favorable de cuatro séptimos de las y los integrantes de la Cámara de Diputadas y Diputados y del Senado”.

En las reformas que "alteren las materias señaladas en el artículo [ID 1292] de esta Constitución o los capítulos de Naturaleza y Medioambiente y de Disposiciones Transitorias", existirá una condición especial.

Estas reformas deberán ser sometidas a un referéndum ratificatorio de reforma constitucional. Pero se podrá sortear el proceso, en caso de reunir el 2/3 de ambas cámaras del Congreso.

Además, el Pleno de la CC aprobó el fin de la Cámara Alta para el 2026. Ante esto, 21 senadores no podrán finalizar su cargo en el tiempo estipulado, que duraba ocho años.

El artículo señala que “las y los actuales integrantes del Senado terminarán sus mandatos el 11 de marzo de 2026". Agregando que "podrán postular a las elecciones para el Congreso de Diputadas y Diputados y la Cámara de las Regiones". El documento señala que se realizarán en 2025.

Este lunes, un grupo de parlamentarios de la Democracia Cristiana, anunció mediante un comunicado, que no respaldarán el denominado “Plan B”, para el Plebiscito de salida porque “no es una opción real”.

Esto, luego de que la senadora Ximena Rincón y el senador Matías Walker, presentaran un proyecto de ley que busca rebajar el quórum a los 4/7 de la actual Constitución.

Los principales motivos se basan en que “la nueva constitución que se va a plebiscitar es fruto de un proceso democrático y participativo único en nuestra historia. Es un espejismo y no tiene ningún sustento jurídico, ni político”.

“Rebajar ahora los quórum de la Constitución del 80 con el supuesto propósito de su reforma, es una ficción extemporánea de la derecha que ya acordó votar por el Rechazo al nuevo texto (…) El plan B, no es una opción real”, agrega.

Según los parlamentarios, la iniciativa “pretende confundir a la ciudadanía al no separar el proceso de la Convención, que tuvo fallas y desaciertos, respecto al texto constitucional que se va a plebiscitar”.

La ex candidata presidencial, Yasna Provoste; el senador Francisco Huenchumilla; la alcaldesa Claudia Pizarro y Cecilia Valdés, son algunas de las personalidades firmantes.

Este miércoles será un día clave en la Convención Constitucional. Esto, debido a que la comisión de Normas Transitorias, votará, hasta total despacho, todas las indicaciones ingresadas por sus miembros. Luego de ampliar, extraordinariamente, la fecha límite para anotaciones.

Una de las indicaciones más controversiales es la que plantea que el actual Congreso podrá realizar reformas constitucionales hasta el 11 de marzo del 2026. Solo requiriendo las cuatro séptimas partes de los Diputados y Senadores.

El texto indica que todos los proyectos de reforma que, eventualmente, alteren los artículos de la nueva Carta Magna, deberán ser sometidos a referéndum ratificatorio. Esto podría aplicarse, por ejemplo, en artículos de Naturaleza y Medio Ambiente y Disposiciones Transitorias.

De igual forma, se establece que, si aquel proyecto de reforma alcanza una votación de 2/3 de las cámaras, no deberá ser sometido a votación popular.

El texto quedó conformado con 18 páginas y alcanzó 33 firmas, principalmente, de los colectivos de izquierda y centroizquierda. Hoy, a las 10 de la mañana, comenzará la discusión y votación del texto, en la comisión de Normas Transitorias, que ya fue devuelto en particular por el Pleno de la Convención Constitucional.

Recuerda que puedes seguir el trabajo de la Convención Constitucional aquí.

Nuevas tensiones se viven en torno al trabajo de la Convención Constitucional. Esto porque los colectivos de izquierda proponen la modificación del quórum de los 2/3 en el Congreso, para reformas que contemplen la nueva Carta Magna hasta que asuman los nuevos parlamentarios en el 2026.

Actualmente, la aprobación de las dos terceras partes del parlamento permite la modificación de aspectos estratégicos de la Constitución. Por ejemplo, lo referente a las Fuerzas Armadas, las atribuciones del Consejo de Seguridad Nacional, el Tribunal Constitucional, entre otras. Sin embargo, de aprobarse esta norma transitoria sobre el quórum de los 2/3, podría aplicarse a cualquier artículo estipulado en el nuevo texto.

El ingreso de esta indicación en la Convención, que modifica el quórum, dejó distintas reacciones en ambas cámaras en el Congreso. De hecho, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, señaló que “es una mala idea, porque perjudica la opción del Apruebo”.

“La nueva Constitución debe establecer mecanismos razonables de reforma para su permanente perfeccionamiento y actualización conforme a las demandas ciudadanas”, concluyó.

Misma reacción causó en su par de la Cámara de Diputadas y Diputados, Raúl Soto, quien aseguró que “establecer normas de quórum excesivamente exigentes y rígidas, o intentar bypasear el Congreso, legislando vía decretos o con comisiones extraparlamentarias, es un error brutal, que solo hace más compleja la transición, que debe ser democrática, fluida y eficaz”.

Esta controversia se suma a las registradas semanas atrás, cuando los constituyentes pusieron fin al Senado, para ser reemplazado por la Cámara de las Regiones.

Recuerda que puedes revisar todos los artículos del borrador y más detalles en el sitio web de la Convención Constitucional.

Continúa el trabajo de la Convención Constitucional y en las últimas horas, un grupo de convencionales presentó distintas propuestas de normas transitorias. En ellas se busca establecer que la modificación de la nueva Carta Magna, solo sea alterada por el actual Congreso, con un quórum de 2/3.

“Las normas de Reforma a la Constitución establecidas en esta Constitución entrarán en vigencia el 11 de marzo del 2026", indica el texto. "Durante la presente legislatura, los proyectos de reforma constitucional serán aprobados con el voto favorable de las dos terceras partes de los diputados y diputadas y senadores en ejercicio”.

Las normas transitorias fueron firmadas por Convencionales del Frente Amplio, PS, PC, Independientes No Neutrales, Movimientos Sociales, Coordinadora Plurinacional y Pueblos Originarios. Quienes también se hace referencia a que todos los Senadores cesen de sus labores en el 2026, independiente de cuándo fueron electos.

Por el contrario, otro grupo de convencionales de derecha, presentaron sus propuestas haciendo referencia al Sistema Nacional de Salud pública.

“La ley que establezca las cotizaciones obligatorias de salud, que se destinarán a aportar solidariamente al financiamiento del Sistema Nacional de Salud público, no entrará en vigencia, sino hasta, a lo menos, 20 años después de la publicación de esta Constitución”, señala el escrito.

Además, se presentaron nuevas propuestas de normas transitorias para definir los plazos que tendrán para alzar nuevos proyectos sobre Salud, Educación y Seguridad Social. Según los convencionales, esto no podría superar los 2 años a contar de su ingreso, para que se concluya con la tramitación.

Recordemos que todas estas indicaciones serán votadas al fin de esta semana y el quórum requerido para aprobarse en la Comisión, es de 3/5.

Un proyecto de