Señal en vivo

0:00
/

El oficialismo, la oposición y la DC, retomarán este martes las reuniones bilaterales para seguir con los diálogos que buscan dar continuidad al proceso constituyente. Uno de los principales objetivos, es juntar las colectividades que tengan representación en el Congreso.

Estas reuniones efectuadas por las bancadas continuarán sin la presencia del Partido Republicano y del Partido de la Gente, tal como se ha realizado en las citas anteriores. Sin embargo, anunciaron que continuarán con su participación en los eventos oficiales.

Negociaciones que se dan luego de que senadores de la DC, condicionaran el apoyo al proceso constituyente al retorno del voto obligatorio. Situación que fue respaldada por la ministra Vocera de Gobierno, Camila Vallejo, tras la realización del Comité Político de cada lunes.

Los partidos que conforman la bancada oficialista presentaron un documento con la propuesta para una Nueva Constitución Democrática y de Derechos. Son tres páginas donde se establecen los “bordes” de las fuerzas firmantes, que buscan avanzar hacia un nuevo proceso constituyente.

Órgano constituyente 100% electo

El primer punto estipulado establece que sea un órgano 100% electo. “Resulta esencial al contenido del acuerdo para las presentes fuerzas políticas la determinación del carácter 100% electo del órgano constitucional, tal como lo mandata el plebiscito de octubre de 2020”, señalan.

“La soberanía se expresa cuando es la ciudadanía la que define libremente quiénes son las personas mandatadas a la redacción de un nuevo texto que responda a sus propias necesidades y expectativas”.

Órgano paritario, con participación de pueblos indígenas e independientes

Como segundo punto, proponen que sea un órgano paritario, con participación de pueblos indígenas e independientes. “La subrepresentación de las mujeres en los espacios de toma de decisiones ha sido profundamente diagnosticado en los últimos procesos electorales, siendo la paridad una propuesta altamente valorada por la ciudadanía, la academia y las organizaciones de mujeres y feministas en el mundo entero”.

De igual forma, el escrito indica que “Chile tiene una deuda con el reconocimiento de los derechos colectivos de los pueblos indígenas. Existen numerosos informes nacionales e internacionales que sugieren al Estado de Chile actualizar su ordenamiento jurídico con el objeto de proteger la diversidad y riqueza cultural de las comunidades indígenas”.

Principios institucionales en la propuesta constituyente

En tercer punto están los principios institucionales donde señalan que “el texto de la nueva Constitución que se someta a plebiscito deberá respetar el carácter unitario del Estado de Chile, como también su condición de República y su régimen democrático”. Esto se explica de modo que “se respetará la existencia, autonomía e independencia plena del Poder Judicial, Legislativo y Ejecutivo”.

Además, puntualiza en que se garantiza que el nuevo texto respetará y mantendrá el Himno Nacional y los emblemas patrios.

Proceso constitucional participativo

El cuarto punto del documento hace relación con un proceso constitucional participativo, “la legitimidad del debate constitucional se fortalece en la medida que se garantizan las diversas formas de participación ciudadana”.

“Proponemos incorporar procesos que permitan a las personas involucrarse en el debate constitucional, informarse sobre sus contenidos y la priorización de sus temas, mediante una fuerte articulación con organismos”.

Comité técnico de expertos y expertas

El quinto punto, trata sobre un comité técnico de expertos y expertas, que prepararán la instalación de la constituyente y acompañarán de forma permanente el debate en todas las fases.

“El Congreso Nacional deberá definir la integración del comité técnico, respetando estrictos criterios de idoneidad profesional”.

De igual forma, enfatizan en que “consideramos relevante que este equipo se conforme con carácter paritario y no deliberativo, resguardando el mandato soberano de las personas electas por la ciudadanía para esos fines”.

Itinerario constitucional

Finalmente, está el itinerario constitucional que considera la “necesidad de entregar prontas certezas a la ciudadanía y en vista de los plazos presentados por el Servicio Electoral, proponemos un itinerario constitucional que considere la elección de representantes durante abril del 2023”.

En esta misma línea, consideran que el plazo de ejecución no deberá ser mayor a 6 meses y habrá un plebiscito de salida en diciembre del 2023, con voto obligatorio.

Los partidos que firmaron el documento son el PPD, Revolución Democrática, el Partido Radical, Federación Regionalista Verde, la DC, el Partido Liberal, PS, Partido Comunes, PC, Convergencia Social y Acción Humanista.

Una nueva edición de la encuesta Plaza Pública Cadem, reveló que el 58% del sondeo considera que el mejor mecanismo para la redacción de una nueva Constitución, sería una convención mixta. Por el contrario, el 36% opta por una electa en su 100%.

En esta misma línea, el 69% de las personas está de acuerdo con que se inicie un nuevo proceso constituyente. Sin embargo, el 48% opina que hay que reformar la Carta Magna actual y desde la vereda contraria, el 50% cree que es necesario un nuevo proceso constituyente.

Misma cifra que se repite a modo de apoyo hacia un plebiscito de entrada, mientras que el 43% se inclina por un gran acuerdo político que respeta el 80% del primer plebiscito.

Sondeo ahonda en la gestión presidencial

De acuerdo a la percepción de la ciudadanía, el 39% aprueba las labores del mandatario y el 56% las desaprueba. Esta cifra no presenta cambios con el sondeo anterior.

Sobre la confianza en el Presidente, las y los encuestados aseguran que llega al 41%, 13 puntos menos que cuando asumió el 11 de marzo. La desconfianza, por su parte, alcanza el 58%.

En esta línea, el 71% de las personas apoya el fin del Pase de Movilidad, el 69% del uso de la mascarilla y el 65% respalda el término de los aforos limitados.

El Presidente Gabriel Boric en su gira por Nueva York, Estados Unidos, abordó el proceso constituyente de nuestro país en una actividad que hubo en la Universidad de Columbia.

En el foro “The New Chilean Politics its Regional Implications”, el mandatario realizó una intervención de al menos una hora.

Una de las aristas más esperadas fue sobre el proceso de Nueva Constitución para el país, tras el triunfo del Rechazo en las urnas del pasado 4 de septiembre.

“El Gobierno tiene una opinión respecto a cómo hay que seguir. Sin embargo, también entendemos que nuestro principal rol hoy es facilitar ese acuerdo y gobernar, hacernos cargo de las urgencias de hoy. Por lo tanto, y sé que hay prensa chilena acá, no pretendo pautear al Congreso respecto de cuál es el contenido del acuerdo”, dijo el mandatario.

“Hay ciertas cosas que me parece que son evidentes”, señaló. “El pueblo chileno se pronunció mayoritariamente el 25 de octubre de 2020 por una nueva Constitución escrita por un órgano específicamente 100% electo para ese fin”.

“La idea de que la nueva Constitución sea solo entre un acuerdo de los partidos políticos, o de un grupo de expertos designados por los partidos políticos, me parece que no respondería al mandato que el pueblo de Chile estableció en el plebiscito de entrada”, comentó, “eso es un consenso bastante general”.

Esto, considerando que este viernes, los partidos políticos retomarán las reuniones en el ex Congreso para dar continuidad a los acuerdos para una Nueva Constitucional.

La inclinación del Presidente ante el proceso constituyente

Tras ser consultado por los próximos lineamientos, el mandatario comentó los ejes por los que más apuesta para el proceso.

“Lo que espero que pase es que tengamos una nueva Convención, con bordes más claros, que eso lo tienen que definir en la conversación que se está teniendo hoy en el Congreso. Con plazos quizás más acotados, tomando en cuenta la experiencia anterior, y con apoyo de comité de expertos o de gente que contribuya a hacer la discusión más fácil y digerible para todos”.

El presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Raúl Soto, junto a su par del Senado, Álvaro Elizalde, anunciaron la fecha en que se retomarán las reuniones para dar continuidad al proceso constituyente.

“Hemos convocado este viernes a las 9 am, en el Congreso, sede Santiago, para reiniciar el diálogo en los temas que hemos planteado”, dijo Elizalde.

“Lo más importante es que existe un compromiso de las fuerzas políticas de llegar con propuestas específicas”. Esto permitirá “ir avanzando respecto de lo que tenemos por delante”.

Por su parte, Soto, comentó que “a lo menos, debe haber un representante por partido, sector político, eventualmente los presidentes, pero hay algunos partidos que han solicitado flexibilizar estos mecanismos”, advirtió.

Esto con la finalidad de “tener una representatividad acorde a su presencia en las cámaras. Nosotros recogimos eso y nos abrimos a esa posibilidad, por lo que se permitirá que ellos puedan tener distintas sensibilidades internas representadas”.

Gobierno y proceso constituyente

Ambos timoneles se refirieron a la presencia del Gobierno en el proceso, mostrándose a favor de su reincorporación a su debido tiempo.

En esta misma línea, no descartaron la participación del Ejecutivo en la reunión, tampoco lo confirmaron, sino que depositaron la responsabilidad en la postura que adopte Chile Vamos en las horas que siguen.

Nadie será excluido y nadie será vetado, pero obviamente hay distintas etapas en las que se irá construyendo este clima. Por ahora podemos decir que el Gobierno formará parte del diálogo y que el momento en el que se reincorporará formalmente lo comunicaremos en su oportunidad”, manifestó Elizalde.

El Gobierno debe reincorporarse en su rol de acompañamiento de este proceso de conversación constitucional. Esas conversaciones están ocurriendo hoy y creemos que el canal más adecuado para esta reincorporación es a través de la Segpres, en un tono más prudente. Vamos a conversar con la ministra Ana Lya Uriarte y los partidos, la forma y la oportunidad en que se producirá la reincorporación”, dijo Soto.

El expresidente Sebastián Piñera, rompió su silencio luego de arrastrarlo por meses y específicamente durante la campaña del Plebiscito. Lo hizo en conversación con Meganoticias, donde ahondó en diversos temas, como el compromiso de Chile Vamos para que el país tenga una Nueva Constitución.

En la instancia, el ex jefe de Estado comentó que el pasado 4 de septiembre votó Rechazo en las urnas. ¿Sus motivos? La propuesta elaborada por la Convención, no habrían cumplido sus objetivos.

“La Constitución tiene que ser un gran marco de unidad, de estabilidad, que no divida al país, que se haga cargo de los problemas y de las oportunidades y no debe ser partisana. Y por eso yo creo que la propuesta de la Convención no solamente se caracterizó por los escándalos y excesos de los convencionales. También en el fondo era una muy mala propuesta que dividía al país, que no ponía las prioridades de la gente en primer lugar. Creaba una democracia bastante caótica, que concentraba exceso de poder en la Cámara de Diputados y que creaba muchos sistemas de justicia”, explicó.

“Esa Constitución que se propuso era una muy mala Constitución, que se basaba en la división, en la revancha, en el octubrismo, que tenía una relación ambigua con la violencia, que creaba privilegios, que dividía al país en muchas nacionalidades”.

De igual forma, señaló que se pueden rescatar algunos avances como los derechos sociales, vivienda, salud, educación, seguridad ciudadana, entre otros. A su vez, instó desde ya a quienes presidirán la próxima oportunidad, pero advirtió que no se pueden reiterar el traspié que “cometió la Convención”.

“En materia de mecanismos, hay que partir porque nosotros tenemos un compromiso y creo que lo comparten la inmensa mayoría de los compatriotas, de tener una nueva y buena Constitución. ¿Qué significa buena? Que tenemos que hacer una Constitución en plena democracia para que sea el gran marco de unidad para los próximos 40 años”.

La propuesta para el proceso constituyente del expresidente Sebastián Piñera

El exmandatario también dejó ver las preferencias que tiene para un nuevo proceso constituyente. Propone que esté encabezado por un órgano mixto; que esté conformado por convencionales electos y un grupo de expertos; que sea de menor tamaño que la Convención anterior y que su duración máxima sea de 6 meses.

“Puede que también haya personas con experiencias y expertos elegidos en la propia Convención, pero hay que combinar la participación de la gente con el conocimiento y la experiencia de los expertos. Porque de lo contrario, y esto es muy importante, no podemos repetir los gruesos errores que se cometieron con la Convención que fracasó, porque su propuesta no solamente era mala, fue rechazada por ocho millones de chilenos”.

Piñera: “Yo creo que el Gobierno debería alejarse del proceso constitucional y concentrarse en gobernar”

Finalmente, el expresidente Sebastián Piñera, criticó los primeros meses del Gobierno de Gabriel Boric y su vínculo con el proceso constituyente.

“El Gobierno los últimos seis meses se dedicó demasiado a la Convención Constitucional, a la campaña por el Plebiscito y en mi opinión descuidó las preocupaciones de la gente. La gente lo que hoy pide es tranquilidad, seguridad, paz, lo que pide es controlar la inflación, lo que pide es más oportunidades de empleo, mejores salarios. Lo que piden es una reforma profunda a la salud”.

“Esas son las grandes necesidades y urgencias de las personas. Yo creo que el Gobierno debería alejarse del proceso constitucional y concentrarse en gobernar”, comentó.

La nueva edición de la encuesta Data Influye, reveló que el 37% de las y los encuestados esperan que la Nueva Constitución esté escrita por un comité de expertos. Por el contrario, un 22% espera que lo hagan nuevos convencionales.

El estudio, ahondó en la percepción de las personas tras el triunfo del Rechazo en las urnas, señalando que los grupos más favorecidos con el resultado del Plebiscito de Salida, fueron los empresarios, con el 84% de las preferencias.

En esta misma línea, el 79% comparte la misma sensación, pero haciendo alusión a la derecha política. En el sentido opuesto, el 94% de los encuestados aseguró que en la derrota del Apruebo, el personaje que más perdió fue el Presidente de la República, Gabriel Boric.

Sobre el eventual destino del proceso constituyente en el país, el 40% dice que ello debe continuar a la brevedad y desde la otra vereda, el 37% apunta a que se debe mantener la Constitución de 1980 y comenzar con el proceso de reformas.

En el escenario de que se abra un nuevo órgano constituyente, hay dos fuertes posturas. Primero, el 54% no quiere que se cuente con escaños reservados de ninguna naturaleza, versus, el 24% que espera lo contrario.

En lo que respecta a las negociaciones para lograr acuerdos, el 48% de las personas considera que Chile Vamos (conformado por la UDI, RN y Evópoli), no va a cumplir el compromiso de impulsar con un nuevo proceso constituyente.

Finalmente, sobre la participación de las personas en los comicios, indica que el 70% no está cansado de participar en los eventos de votación. De hecho, el 85% cree que el voto obligatorio debe ser exigido en las presidenciales y el 71% considera lo mismo, pero para las parlamentarias.

Gestión del Gobierno según los encuestados

El sondeo también ahondó en las gestiones en La Moneda y en esta ocasión, el Presidente Gabriel Boric, quedó con el 49% de desaprobación. La aprobación cayó cuatro puntos porcentuales, llegando al 32%.

Sobre la evaluación de gabinete, quien lidera las preferencias es el ministro de Hacienda, Mario Marcel, con el 64%; le sigue la vocera de Gobierno, Camila Vallejo, con el 54%; la nueva jefa de gabinete y ministra del Interior, Carolina Tohá, con el 53% y el ministro de Vivienda, Carlos Montes, con el 49%.

Por el contrario, el ministro que lidera en desaprobación es Giorgio Jackson, nuevo titular de Desarrollo Social y Familia, con el 54%.

Entre los principales temas que, eventualmente, podrían debilitar al Ejecutivo, está la delincuencia, con el 25%, la inflación, con el 19%, el triunfo del Rechazo, con el 17% y el manejo del orden público, con el 15%.

Luego de que se llevara a cabo la segunda ronda de diálogos la jornada del martes sobre la continuidad del proceso constitucional, los partidos de Chile Vamos anunciaron que no asistirán a la reunión calendarizada para este jueves, sus argumentos "por faltar a la verdad".

Fue el lunes que se anunció que los partidos habían llegado a "cinco acuerdos" según informó el líder de la Cámara Baja, Raúl Soto. Es por esto que se reprochó al oficialismo y al Gobierno de “faltar a la verdad”.

El senador y presidente de RN, Francisco Chahuán, reprochó el que se anuncie una toma de acuerdos, sin ser tomados. “Me parece que es faltar a la verdad, a las formas”, señaló.

La ministra de la Segpres, Ana Lya Uriarte, destacó el anuncio hecho por Soto. Por otro lado, la jefa de la cartera del Interior, Carolina Tohá, comentó que le "gustaría bailar cueca con el acuerdo cerrado".

También la vocera de Gobierno, Camila Vallejo, señaló que este nuevo proceso “tendrá un órgano electo, con independientes de los pueblos originarios”.

Frente a esto es que el timonel de la UDI, Javier Macaya, dijo que "estas declaraciones de dos ministras, una que dice que hay que bailar cueca con un acuerdo y otra que el acuerdo ya tiene prácticamente sus bordes alcanzados, lo que no es efectivo y lo dijimos ayer".

Este lunes, se retomaron las reuniones entre todas las fuerzas políticas presentes en el Congreso, para establecer los lineamientos para la continuación del proceso constituyente y, que de esta forma, Chile tenga una nueva Carta Magna.

Un eventual acuerdo entre los partidos habría dejado una sensación de satisfacción en el ex Congreso Nacional en Santiago, Región Metropolitana. Habrían sido 5 puntos clave donde se esclarecían el método de elección, la cantidad de miembros del órgano redactor, sus funciones y el inicio de labores.

Sin embargo, no todo quedó escrito en piedra, porque desde la bancada de Chile Vamos, rechazaron aquel acuerdo a última hora, desmarcándose de lo anunciado por el Gobierno.

Fue mediante un comunicado, que los timoneles de los partidos de oposición, conformado por Francisco Chahuán, presidente de RN; Javier Macaya, líder de la UDI y Luz Poblete, de Evópoli, señalaron que “consideramos lamentables las declaraciones de ministros del Gobierno y personeros del oficialismo que buscan precipitar resultados, poniendo en riesgo las conversaciones y acuerdos en marcha”.

¿Qué dijo el Gobierno sobre los acuerdos del proceso constituyente?

La ministra Vocera, Camila Vallejo, expuso que “lo que nos corresponde, es valorar ese esfuerzo, como los resultados que está teniendo. Que sea paritario, electo, que pueda participar un comité de expertos acompañando el proceso porque puede ayudar significativamente y con la participación de los mundos que se han puesto sobre la mesa”.

Estas declaraciones, que daban por hecho un acuerdo político del proceso constituyente, alarmaron a la oposición, quienes rápidamente argumentaron lo contrario.

No aceptamos que pretendan imponer un curso de acción y mucho menos torcer mezquinamente las conversaciones en marcha”, señalaron.

“Seguiremos trabajando con decisión, cautela y responsabilidad, sin calma, pero sin prisa, para alcanzar los acuerdos que se necesitan, los cuales todavía no se han concretado. Anunciar acuerdos que todavía no están suscritos amenaza las confianzas y el espíritu colaborativo, al punto de evaluar la pertinencia de los caminos ofrecidos”.

El desliz del presidente de la Cámara Baja

Raúl Soto, líder de la Cámara de Diputadas y Diputados, subió a su cuenta de Twitter un video en el que valoraba los preacuerdos establecidos tras retomar las instancias de diálogo entre las fuerzas políticas. Sin embargo, con el pasar de las horas, este tweet fue borrado, luego de las declaraciones de los timoneles de oposición.

“Hago un llamado a la calma, a la tranquilidad, acá el diálogo va a continuar, hay un compromiso de buena fe con el país que no se puede desconocer. El país y los ciudadanos de Chile nos están mirando, saben lo que dijimos y lo que declaramos cada uno de nosotros en la mañana a la salida de esa reunión”, puntualizó.

“Saben lo que dijimos cada uno de nosotros durante el proceso eleccionario que acababa de terminar y la ciudadanía va a exigir cumplimiento. Nosotros vamos a persistir en el diálogo”, sostuvo Soto.

Este lunes los partidos políticos llegaron a cinco preacuerdos para la continuidad del proceso constitucional.

Entre los preacuerdos, se asegura que siga el proceso para definir una Nueva Constitución, que se escriba por una convención 100% electa y paridad de género. Se acordó además que estará acompañada por un comité de expertos y el plebiscito de salida será con voto obligatorio.

Los cinco acuerdos pactados los informó el diputado y presidente de la Cámara Baja, Raúl Soto. “Yo creo que ninguno de los que entró hoy día a las 09:00 a esta reunión pensó que íbamos a salir con cinco acuerdos tan relevantes”, comentó el parlamentario.

“Vamos avanzando a paso firme, sin prisa, pero sin pausa, como hemos dicho, y ojalá que antes del 18” de septiembre, agregó Soto.

Durante esta jornada, el Frente Amplio (FA) se sumó a la intención de continuar con el proceso. Señalar que distintos han sido los partidos políticos que evidenciaron sus posturas, lineamientos y opciones ante la continuidad del proceso constituyente, tras el rechazo de la propuesta de Carta Magna, en el Plebiscito de Nueva Constitución. A la fecha, así lo ha hecho RN y la DC.

Sin embargo, el FA, a su intención de seguir con el proceso, le agregó algunos requisitos. Entre ellos, que sea una Convención 100% electa, cuyo trabajo esté asesorado por un comité técnico y que se desarrolle en un plazo establecido de 5 meses.

La diputada de Revolución Democrática, Catalina Pérez, comentó que la finalidad es “avanzar en un nuevo proceso democrático. Con altos estándares de participación, con contenidos que son mínimos democráticos, como el Estado Social y Democrático de Derecho”.

“Creemos que no podemos retroceder en los mínimos democráticos que la ciudadanía ha definido. Y en ese sentido, el mandato es claro. Una nueva constitución, por una parte, y, por otra parte, una Convención Constitucional electa por la gente”, señaló.

Cabe mencionar que en el comunicado se detalla que “El objetivo del proceso constituyente es dotar a Chile de una nueva Carta Magna, reconociendo el carácter obsoleto de la Constitución de 1980 que actualmente nos rige y el mandato popular expresado en el plebiscito nacional de octubre del año 2020”. Aquí el documento oficial del Frente Amplio:

Pasadas las 09:00 horas de este lunes, se reanudaron los diálogos entre representantes de los partidos políticos que tienen presencia en el parlamento, para determinar cuáles serán los próximos lineamientos para darle continuidad al proceso constituyente.

El encuentro es en la sede en Santiago del Congreso Nacional, ubicado en el centro de la región Metropolitana. Hasta allí llegaron alrededor de 40 parlamentarios representantes de distintas colectividades del mundo político.

Conversaciones que se dan luego de que el senador de RN, Francisco Chahuán, mostrara su intención de que este nuevo proceso constituyente sea ejecutado por un grupo de expertos propuestos por el parlamento. Perspectiva que va en la misma línea que la última edición de la encuesta Cadem.

Ante esta situación, la diputada del PC, Karol Cariola, evidenció la postura de su partido político. “Nuestra propuesta fundamental es que la convención sea electa 100%”.

“Creemos que hay algunos avances civilizatorios importantes, que tienen que ver con el reconocimiento y, por lo tanto, la participación, independiente de cuál sea el mecanismo de participación de los pueblos indígenas, pero también los elementos vinculados a la paridad”, puntualizó.

Rol del Gobierno en un nuevo proceso constituyente

El pasado miércoles la ministra de la Segpres, Ana Lya Uriarte, adelantó que el Ejecutivo no va a presentar una propuesta de itinerario, sino que solo prestará colaboración en los trabajos que se realicen en el ex Congreso.

“Nosotros como Gobierno vamos a acompañar este proceso con plena disposición y con el mejor de los ánimos, poniendo a disposición, por ejemplo, los profesionales, expertos, técnicos que tenemos, que pueden aportar antecedentes, información, informes de legislaciones constitucionales comparadas, etc. Pero nosotros no vamos a estar emitiendo opinión”.

Un proyecto de