Señal en vivo

0:00
/

Un profesor de Taekwondo en Chillán, región de Ñuble, fue declarado culpable en un juicio simplificado por los delitos de trato degradante en contra de tres menores de edad, a los que impartía clases en su escuela "Guerreros Sepul".

La Fiscalía señaló que el hombre de iniciales D.G.L, fue juzgado por malos tratos psicológicos contra alumnos de 8, 10 y 14 años, que se produjeron entre los años 2016 y 2018, donde según la carpeta investigativa, hubo humillaciones y calificativos despectivos en contra de sus alumnos, tildándolos de "tontas", "lloronas" "débiles", "pava", "gordita", "mamón", entre otros.

En la acusación se aseguró que producto de estos tratos degradantes, las víctimas sufrieron estrés post traumático en un nivel de intensidad alto, según informes del Servicio Médico Legal. Además, en uno de los casos hubo "frustración deportiva y baja autoestima".

Por su parte, la abogada del profesor de Taekwondo, Belén Acuña, en conversación con Nodomedios, señaló que "los testigos presenciales manifiestan que esto nunca ocurrió, porque ellos estaban ahí y no lo vieron. Ellos acostumbraban a ir".

El Juzgado de Garantía de Chillán fijó la audiencia de sentencia para el 21 de abril, donde se solicita tres penas de 180 días cada una y la inhabilitación por tres años y un día para ejercer su oficio con menores de 18 años.

 

El Ministro del Interior, Rodrigo Delgado, junto a la titular de Agricultura, María Emilia Undurraga, llegaron hasta Quillón, en la región de Ñuble, luego de 4 días de incendios forestales que han consumido más de 120 hectáreas de vegetación rural.

Los secretarios de estado, arribaron pasadas las 9:30 horas, con ayuda dirigida hacia las familias afectadas por el siniestro. Así lo explicó el ministro Rodrigo Delgado:

En la emergencia, además, se contó con dos descargas realizadas por el avión Hércules C-130, para combatir las llamas en el sector de Coyanco, donde trabajan medios terrestres de Bomberos y Brigadistas de la Conaf.

 

A 10 días de que tres personas se extraviaran en el sector Iglesia de Piedra en Cobquecura, en la región de Ñuble, continúan las labores de búsqueda en una extensión de 10 kilómetros para dar con el paradero de Diego Águila, Ismael Botti y Jorge Leiva, provenientes de la región de Talca, Santiago y Concepción, que desaparecieron en medio de las intensas precipitaciones y marejadas que se registraron el fin de semana en esa zona del sur del país.

A raíz de las buenas condiciones climáticas que se registraron en la región, se permitió que en el lugar trabajara equipo especializado de La Armada, buzos tácticos y el Gobierno señaló que ha dispuesto de todos los recursos necesarios para la búsqueda.

Funcionarios de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) de Ñuble manifestaron su preocupación ante el retorno presencial en varios servicios, esto ante la falta de infraestructura y dotación.

El gobernador de Ñuble, Oscar Crisóstomo, señaló que se conformó una mesa de trabajo permanente para resolver las inquietudes y asegurar el regreso presencial al trabajo.

 

 

 

Continúa la búsqueda de un funcionario municipal de 39 años, de Chillán Viejo en el sector de el Quilmo, que lleva 15 días desaparecido. Maximiliano Duque fue visto por última vez cuando salió con rumbo desconocido desde su casa en el sector La Castilla, cerca de la Universidad del Bío Bío el 2 de julio. Una carta y un llamado telefónico a familiares motivaron que sus cercanos interpusieran una denuncia por presunta desgracia ante Carabineros.

Familiares del desaparecido hacen un llamado a continuar con la búsqueda de Maximiliano y funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI) realizan rastreo de la zona con sus equipos.

Durante este fin de semana, Carabineros detuvo a 96 personas en la región del Ñuble por no haber respetado las medidas sanitarias, siendo trece de ellas reincidentes hasta por quinta vez en esta situación.

Los funcionarios señalaron que 68 personas de las detenidas fueron sorprendidas por transitar en Chillán, Chillán Viejo y San Carlos sin el permiso temporal correspondiente ante la cuarentena total que rige las comunas mencionadas. Además, 27 personas fueron aprehendidas por transitar durante el toque de queda en cinco comunas de la región, tras 487 fiscalizaciones realizadas en el horario restringido.

Desde los puntos de fiscalización instalados en Ñiquén y Santa Clara, en la región del Ñuble, fueron devueltos 16 vehículos de los 887 controlados, por no portar la documentación necesaria para ingresar a la zona. En total, el personal policial realizó 9 mil 096 controles.

El Servicio de Salud Regional de Gendarmería y la Seremi de Salud de Ñuble realizaron una toma de exámenes PCR a todos los internos y funcionarios de la Unidad Penal de Chillán, luego de que el fin de semana se registrara un brote de coronavirus en el lugar donde inicialmente se informaron 29 contagiados.

Tras la toma de los exámenes este número ascendió a 122 internos y cinco funcionarios que dieron positivo a COVID-19. Todos se reportan como contagiados asintomáticos.

Desde la Gendarmería se refirieron al brote de coronavirus y señalaron que todos los internos están aislados y siendo monitoreados constantemente por el equipo médico de la institución.

Durante este fin de semana se concretó el traslado de trece residentes del hogar de ancianos Padre Alberto Hurtado de la comuna de Quirihue luego de detectarse un foco de coronavirus en el lugar.

Los afectados son nueve adultos mayores y una cuidadora, por lo cual, se han aplicado todos los protocolos señalados por las autoridades, por lo que se ha trasladado a la totalidad de los ancianos a una cuarentena obligatoria pese a que no todos dieron positivo al examen PCR.

Los adultos mayores fueron derivados a otros centros de cuidado para mantenerse en aislamiento.

El Juzgado de Garantía de Chillán declaró durante este martes admisible la querella presentada por la Fundación de Abogados por los Animales por un caso registrado el 15 de septiembre en Coihueco.

En dicha comuna de la región de Ñuble un hombre habría sido sorprendido por sus vecinos cazando loros choroy con disparos al aire con una escopeta no inscrita, lo que compone un delito puesto que la caza de esta especie de aves es ilegal en Chile.

En el acto, el imputado mató a dos ejemplares de la especie protegida a nivel internacional y es acusado por infracción a la ley de caza. Ahora la Fundación pasó a ser querellante en el caso y solicitará la investigación y la agilización de la formalización del acusado.

Más de 5 mil 800 metros cuadrados tendrá el Museo Regional de Ñuble, el que incorpora salas de exposición, auditorios, entre otros espacios que rescatarán la tradición cultural de la región, puesto que no existen tantos lugares exclusivos para este fin.

El proyecto está dentro del futuro Parque Intercomunal Ultraestación de Chillán, en el límite de la zona antigua de la ciudad con las nuevas áreas de la comuna. El espacio escogido contempla el rescate de antiguas edificaciones ferroviarias.

Según indicó el director de Arquitectura del MOP, Raúl Irarrázabal, pronto comenzará el proceso de licitación en el que esperan iniciar la construcción del espacio en los últimos meses del año 2022.

Carnes Ñuble, ubicada en la comuna de Valdivia, deberá paralizar su funcionamiento luego de ser fiscalizada por la Seremi de salud a cargo de Regina Barra y siendo detectados trece trabajadores contagiados de coronavirus.

La planta ubicada en el sector Collico en la región de los Ríos, fue detectada además con varias fallas en la seguridad sanitaria de los trabajadores, razón por la cual se iniciará un sumario interno.

El hecho se da en el marco de un procedimiento por violencia de género, ocurrido en la madrugada del pasado 14 de octubre.

La sala del tribunal de alzada confirmó el fallo de forma unánime, luego de ser dictada por el Juzgado de Garantía de Chillán. Según antecedentes del Ministerio Público, el imputado se encontraba de servicio cuando junto a un cabo se les alertó por una agresión en vía pública.

El oficial habría intentado intervenir contra la acción violenta de un sujeto identificado como Gino Barbieri, quien estaba armado con un fierro. El hombre reaccionó de forma violenta, haciendo que el oficial desenfundara su arma y disparara en reiteradas ocasiones al agresor, quien murió finalmente en el Hospital de Chillán.

El tribunal de alzada ratificó las medidas cautelares, indicando que existe un concepto de legítima defensa incompleta y una necesidad racional del medio empleado, lo que podría ameritar su absolución.

Un proyecto de