Señal en vivo

0:00
/

La Fiscalía regional del Biobío decretó el "secreto de la investigación" en el caso de Nicolás Paillán Martínez, el adolescente de 16 años que durante la última jornada fue encontrado muerto al interior de una vivienda abandonada, a metros del pub donde fue visto por última vez en la comuna de Coronel.

Invocando el artículo 182 del Código Procesal Penal, el ministerio público decretó la medida con el propósito de "favorecer la realización de las pesquisas" que lleva adelante la brigada de homicidios y el laboratorio de criminalística de la PDI. La medida impide que intervinientes del caso puedan conocer antecedentes de la carpeta investigativa por 40 días.

Mientras, familiares y amigos de Nicolás exigen justicia para que su crimen no quede impune. Miguel Paillán, padre del adolescente, dijo que "pido justicia, que los que me arrebataron a mi hijo paguen", profundizando que creen que Nicolás vio algo y que eso habría motivado a los victimarios a atacarlo. También criticaron la demora del Pub Club Carreta en la entrega de las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Desde el recinto, a través de su perfil de Instagram, reconocieron que los sistemas de control en el establecimiento fallaron al permitir el ingreso de un menor de edad y anunciaron que permanecerán cerrados de forma indefinida.