Señal en vivo

0:00
/

Un video circula por redes sociales donde se observa una agresión contra Roberto Belmar, quien fue formalizado por disparar balines en el Paseo Ahumada. Ayer causó gran conmoción porque no es primera vez que sus acciones o declaraciones son cuestionadas por su nivel de agresividad.

Por este motivo el Gobierno anunció una querella en contra del miembro de "La Vanguardia". Respecto de su detención, el Poder Judicial determinó dejarlo en libertad, con firma mensual y arraigo nacional, pero afuera del Centro de Justicia lo esperaba un grupo que lo agredió con puños y patadas, mientras le gritaban "neonazi" y "delincuente".

En el registro audiovisual se puede ver el detalle:

 

El neonazi, Stephan Enrst, confesó el asesinato del político local alemán Walter Lübcke a principios de junio.

El ministro del Interior, Horst Seehofer, dijo que tras una sesión a puertas cerradas al interior del Parlamento Alemán, Ernst actuó solo al momento de acabar con la vida del político de la ciudad de Wolfhagen, quien pertenecía al partido de Angela Merkel (CDU) y era odiado por la ultraderecha el estar a favor de los refugiados.

Lübcke fue asesinado en su casa entre el 1 y el 2 de junio de un disparo en la cabeza por Ernst. La policía encontró rastros de ADN que llevaron a Stephan Ernst, perteneciente a la extrema derecha en el centro de Alemania.

Este día en UK condenaron a dos jóvenes neonazis por animar en redes sociales a agredir al príncipe Harry de Inglaterra al haberse casado con una mujer mestiza (Meghan Markle), y fueron condenados bajo los cargos de terrorismo.

Los jóvenes eran Michal Szewczuk, de 19 años, y Oskar Dunn-Koczorowski, de 18. Ambos de origen polaco, formaban parte de un grupo de extrema derecha llamado "División Sonnenkrieg".

El Tribunal Penal de Old Bailey en Londres, condenó a Dunn-Koczorowski con 18 meses de prisión y a Szewczuk con 4 años y 3 meses de cárcel.

En la página digital de División Sonnenkrieg, lo jóvenes colgaron propaganda destinada a incentivar ataques terroristas, difundieron imágenes que sugerían que el duque de Sussex era un traidor racial al haberse casado con Meghan Markle. También su hijo aparecía como una ofensa al ser hijo de un hombre blanco y una mujer negra.

Según la policía de UK, División Sonnenkrieg tiene la ideología más radical de extrema derecha en el país.