Señal en vivo

0:00
/

Este 30 de marzo será recordado en la historia al ser informado por la NASA un inédito “descubrimiento sin precedentes” que halló el telescopio Hubble.

Se trata de la observación de la estrella individual más lejana jamás vista llamada “Earendel” y que emitió su luz durante los primeros mil millones de años del universo. Incluso, ya existía cuando recién habían transcurrido mil millones de años desde el Big Bang.

Desde la agencia espacial señalaron que este “descubrimiento no solo amplía nuestra comprensión del Universo, sino que crea un área emocionante de investigación para el trabajo futuro de Hubble, con el recién lanzado telescopio espacial Jame Webb”.

 

La NASA confirmó que gracias a datos inequívocos de detección, corroboraron que en la Luna hay agua helada. Además, se confirmó que en los cráteres donde nunca llega el sol el hielo podría estar atrapado de forma estable.

La Nature Astronomy fue el encargado de publicar los dos estudios firmados por científicos estadounidenses, donde se señala la detección de agua molecular en la Luna y el otro sugiere que 40.000 metros cuadrados de su superficie tienen capacidad de retener agua en las llamadas trampas frías.

Los datos de esta investigación fueron tomados desde el cráter Clavius, cerca del polo Sur.