Señal en vivo

0:00
/

Punta Arenas, en la Región de Los Lagos; y Concepción, en el Biobío, son las dos comunas que actualmente registran las cifras más altas de casos activos de Covid-19 en Chile. Le siguen Valdivia, en la Región de Los Ríos, Puerto Montt, en Los Lagos; y Temuco, en La Araucanía.

En cuanto a la tasa de positividad de los exámenes PCR, en la Región de Magallanes las personas dieron más positivos al test de coronavirus. Le siguen la Araucanía, Biobío, Los Ríos, y Los Lagos. La última semana la positividad nacional llegó al 4,8.

En cuanto a la mortalidad total por región, en la Metropolitana han fallecido más personas, le siguen Antofagasta, Magallanes, Tarapacá, Arica y Parinacota, O´Higgins y Valparaíso, al contrario, donde se registran menos muertes son en Los Ríos, Aysén y Ñuble.

El último día fallecieron 54 personas por covid-19, según informó este lunes el Ministerio de Salud, lo que eleva el total nacional de muertes confirmadas a 15.410 víctimas fatales desde marzo, cuando comenzó la pandemia.

Minsal reportó 1.313 nuevos contagios en las últimas 24 horas, sumando 551.743 casos totales de personas que tienen o tuvieron la enfermedad. El ministro de Salud, Enrique Paris, se refirió a las preocupantes últimas cifras de contagio.

Paris anunció que ayer se batió un récord con más de 42 mil test PCR, y que arrojaron una positividad de de 3,5%. En cuanto a los pacientes más graves, 690 están internados en las unidades de cuidados intensivos, de los cuales 564 están conectados a ventilación mecánica y 68 en estado crítico.

El ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, declaró ante el 7° Juzgado de Garantía de Santiago en el marco de las querellas interpuestas por el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, y el senador Alejandro Navarro, sobre las víctimas fatales por coronavirus y las presuntas deficiencias en la forma de contabilizar el número de muertes durante su mandato.

El ex ministro dijo que “la idea de entregar un informe diario de fallecidos probablemente no fue una buena idea, porque no se estaba notificando adecuadamente a Epivigila. No se alcanzaba a contrastar con los datos del Registro Civil”. Y aseguró que, hasta el día de hoy, “el problema fundamental es que esta información depende de la notificación obligatoria de los prestadores de salud”.

Mañalich insistió que al inicio de la pandemia no se sabía nada sobre este virus, por lo tanto, todo era incierto y nada estaba respaldado por estudios concretos, pero que, de todas formas se tomaron las medidas dispuestas internacionalmente y por la OMS.