Señal en vivo

0:00
/

Durante este martes arribó al país una nueva remesa de vacunas Moderna para continuar con la estrategia Ponte al Día, en el marco del Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19. Se trata de 1 millón 700 mil dosis que serán distribuidas a lo largo de todo el país.

La Ministra de Salud, María Begoña Yarza, detalló en la eficacia de la farmacéutica BioNTech, señalando que son “seguras y eficaces” y en la misma línea aseguró que “los estudios muestran que evita la hospitalización en más de un 95% y evita el fallecimiento de las personas en más de  un 97%”.

A la fecha, se han recibido 59.492.844 dosis de vacunas contra el Sars-CoV-2, de ellas, 3.699.200 corresponden a Moderna.

Este miércoles arribaron al país 500 mil nuevas dosis de la vacuna "Spikevak" del Laboratorio Moderna, en el marco de la campaña de vacunación contra el Covid-19.

Esta mañana, el Subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, José Miguel Ahumada; el Director del Instituto de Salud Pública, Heriberto García y el Seremi de Salud de la región Metropolitana, Gonzalo Soto, recibieron el nuevo cargamento, completando casi 2 millones de dosis perteneciente al laboratorio.

Respecto a esto, el Subsecretario Ahumada remarcó que esta vacuna "es de la misma tecnología de Pfizer y ha tenido excelentes resultados de las investigaciones. Moderna tiene 87,4% de efectividad para impedir la infección, un 95,8% para evitar la hospitalización y 97,9 para impedir fallecimiento".

En esa misma línea, fue consultado sobre los efectos de malestar que han presentado las personas tras inocularse con Moderna, a lo que señaló que "son reactogénicas, donde el sistema inmune responde mucho más fuerte. Esa respuesta es la misma que tiene Pfizer y Astrazeneca. Sinovac es mucho menor en ese sentido".

El Director del ISP, Heriberto García, remarcó que "es una vacuna que cumple con todos los parámetros de eficacia. En la medida que vamos poniéndonos al día con la vacuna, en este caso la cuarta dosis, vamos obteniendo resultados que se ven en la reducción de contagios, hospitalizaciones y fallecidos. El llamado es mantener al día la vacunación, para evitar que la Pandemia sigue creciendo".

 

En la jornada de este martes, el Instituto de Salud Pública (ISP) autorizó el uso de la vacuna Moderna en niños y niñas entre los 6 y 11 años, luego de que la Central Nacional de Abastecimiento de Servicios de Salud (CENABAST) solicitara ampliar el rango etario.

La Central Nacional demostró que la vacuna es segura para los menores mencionados anteriormente, ya que tiene una eficacia similar a la dosis administrada en adultos.

La información que analizó el ISP fueron los antecedentes de la calidad, seguridad y eficacia de la vacuna. Además, se agregó el estudio clínico realizado en el rango etario y la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos.

El Instituto de Salud Pública de Chile, autorizó el uso de emergencia de la vacuna Moderna para mayores desde los 12 años de edad.

Esta es la séptima farmacéutica en ser aprobada en el país, y según el ISP “sus antecedentes de calidad, seguridad y eficacia han sido previamente evaluados por un grupo de expertos internacionales”.

Su forma de aplicación es un esquema primario con doble dosis, transcurridos al menos 28 días y la eficacia demostrada en sus primeros estudios en el 2020, fue del 94%. Ahora, frente a la variante Ómicron, el laboratorio informó que ya iniciaron las pesquisas en estudios clínicos para analizar el nivel de protección incluyendo una dosis de refuerzo, frente a la mutación.

Actualmente Moderna está aprobada en al menos 50 países como Estados Unidos, Suiza, Argentina, México, la Unión Europea, entre otros.

Los rumores de que podría agregarse una vacuna más al Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19, toman cada vez más fuerza.

De hecho, el Ministro de Salud, Enrique Paris, señaló a un medio nacional, que Moderna, podría sumarse a las utilizadas para la dosis de refuerzo y continuar con la implementación de un esquema heterologo o combinado, tal como se ha realizado hasta el momento.

La Subsecretaria de Salud Pública, María Teresa Valenzuela, se refirió a la aplicación de Moderna como cuarta dosis, pero aseguró que hasta el momento, solo se trata de una “noticia en desarrollo”:

Tal como mencionaba la subsecretaria, el Instituto de Salud Pública, debe autorizar el uso de las vacunas en el país, luego de que pasen por una fase de estudio, tal como se hizo con Sinovac, Pfizer, AstraZeneca, Cansino y Janssen.

El Ministro de Salud, Enrique Paris, comentó que es muy probable que la vacuna de origen estadounidense, Moderna, llegue antes de marzo al país para el proceso masivo de vacunación.

En conversaciones con Radio Universo, el ministro explicó que no hay una fecha específica para la llegada de esta vacuna, “pero estamos en conversaciones sumamente avanzadas, ayer tratamos ese tema con el equipo de vacunas y esperamos contar con esa vacuna", sostuvo Paris.

En la entrevista también recalcó que “eso no significa que las otras vacunas sean malas (…) todas muestran una caída en la tasa de anticuerpo a los seis meses, cualquiera que sea la dosis; primera, segunda o tercera”, comentó.

El Ministro también recalcó la importancia de vacunarse con la tercera dosis de refuerzo ya que así se mantiene la inmunidad ante un posible contagio, sobre todo ante la existencia de nuevas variantes.

También le recordamos a quienes no se hayan vacunado con la dosis de refuerzo hasta el 31 de diciembre, su pase de movilidad quedará inhabilitado hasta inocularse con la tercera dosis.

La biotecnológica estadounidense Moderna anunció que inició las pruebas de última fase para demostrar la seguridad y eficacia de su vacuna contra el coronavirus en menores de 11 años en Estados Unidos y Canadá.

Hasta el momento la farmaceutica, que ya cuenta con la autorización de emergencia para inocular a mayor de 18 años, comenzó a vacunar a menores de entre 6 meses y 11 años para poder demostrar su efectividad en menores de edad.

Los Institutos Nacionales de Salud ayudarán durante este proceso y se espera que participen 6.750 niños en dos fases: la primera será para determinar la mejor dosis y la segunda en la que se administrará el suero en dos dosis a una muestra aleatoria, mientras que otra parte recibirá un placebo.

En la llamada “guerra de las vacunas”, otro laboratorio anunció los resultados de su fórmula para combatir el coronavirus. Esta vez se trata de la estadounidense Novavax, cuyos desarrolladores anunciaron una efectividad de casi 90% durante el ensayo clínico de Fase 3.

La dosis fue probada en el Reino Unido y participaron 15.000 personas, 4.000 de los voluntarios fueron personas sobre los 65 años de edad. Incluso, el fármaco demostró que funciona contra las variantes británica y sudafricana del nuevo coronavirus.

La vacuna tuvo mayor eficacia contra el virus original, con 95,6%, y 85,6% contra la variante británica, por lo que se considera una efectividad general del 89,3%. No utiliza la tecnología de ARN mensajero, como el caso de Pfizer y Moderna, sino que se basa en inyección de proteínas del coronavirus para generar respuesta inmunológica. Reino Unido ya adquirió 60 millones de dosis de Novavax.

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por la universidad de Oxford de Inglaterra, y la farmacéutica AstraZeneca, logró el 70,4% de efectividad tras resultados preliminares del ensayo clínico de fase 3.

De los más de 20 mil voluntarios del Reino Unidos y Brasil, 30 personas que recibieron la dosis real se enfermaron de coronavirus, y 101 que fueron inyectados con placebo, es decir, con una vacuna falsa, se contagiaron con el virus.

Este anuncio se suma al de los laboratorios de Pfizer y Moderna, ambos de Estados Unidos, que anunciaron que sus vacunas lograron 95% de inmunidad tras la segunda dosis. La vacuna Rusa, Sputnik V también anunció más del 90% de efectividad. Ahora, las vacunas deberán obtener la autorización sanitaria para ser repartidas al mundo.

A la vacuna contra el coronavirus de la estadounidense Pfizer, y la rusa Sputnik V, ahora se suma la del laboratorio Moderna, también de Estados Unidos, que anunció que su producto logró el 94,5% de inmunidad contra el virus durante los ensayos clínicos de fase 3.

En este estudio participaron 30 mil voluntarios. A un grupo se le aplicó la dosis y al otro un placebo. Se observaron 90 casos de covid-19 en el grupo de personas a las que se administró un placebo, y cinco casos en el grupo que recibió la vacuna. Hubo 11 casos graves en el grupo al que se le administró el placebo y no la vacuna.

Según Moderna, en general, la vacuna fue bien tolerada, la mayoría de los eventos adversos fueron de gravedad leve o moderada y de corta duración. Después de la primera dosis hubo dolor en el lugar de la inyección, y después de la segunda dosis hubo fatiga, mialgia, dolor de cabeza y enrojecimiento en el lugar de la inyección.

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por la farmacéutica estadounidense de Moderna habría creado una fuerte respuesta inmune tanto en personas jóvenes como en adultos mayores. Resultados celebrados por la compañía, ya que muchas vacunas no han tenido un funcionamiento correcto en personas de la tercera edad.

Según el estudio, publicado en el New England Journal of Medicine,  esta fórmula causó una alta respuesta del sistema inmunológico en adultos de 18 y 55 años y personas de 56 y más años. Esto pone a Moderna en una posición privilegiada para que su vacuna sea aprobada y se distribuya antes de lo esperado.

Los efectos secundarios arrojados tras los ensayos clínicos fueron similares a las vacunas contra la gripe de dosis alta. Según los expertos, las personas de 50 a 64 años tienen cuatro veces más probabilidades de ser hospitalizadas y 30 veces más probabilidades de morir que las personas de 18 a 29 años.