Señal en vivo

0:00
/

Una nueva polémica envuelve el caso del excomandante en Jefe del Ejército, Óscar Izurieta, quien está siendo investigado por malversación de caudales públicos y falsedad de documento militar, en el contexto del denominado Milicogate.

Según lo revelado por la periodista de Chilevisión y CNN Chile, Mónica Rincón, su hija y su yerno serían fiscales del Ministerio Público, lo que complicaría su situación judicial por malversación de bienes.

De acuerdo a lo informado por Rincón, su hija María Constanza Izurieta desempeña labores en la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente, mientras que su yerno, Andrés Iturra, es fiscal adjunto jefe de la Fiscalía de Las Condes.

Esta información se agrega a lo denunciado por el matinal Tu Día de Canal 13, donde revelaron que Óscar Izurieta realizó un traspaso de todos sus bienes a sus hijas, trámite en el que sus yernos hicieron de testigos.

Anteriormente, la ministra en visita de la Corte Marcial, Romy Rutherford, sometió en proceso al excomandante por el mal uso de fondos asignados por más de 6 mil 500 millones de pesos, entre 2006 y 2010.

Recordemos que la magistrada Romy Rutherford, sometió a proceso a Izurieta, responsabilizándolo del mal uso de fondos asignados a la institución por un monto de 6.374.996.162, entre 2006 y 2010.

Horas. después de que se conociera parte de las declaraciones hechas por el excomandante en jefe del Ejército Óscar Izurieta, la ministra en visita Romy Rutherford, rechazó la petición de libertad bajo fianza presentada por la defensa del militar en retiro.

En dicha declaración Izurieta, reconoció haber desviado gastos reservados para cubrir requerimientos a el propio Pinochet y su familia. 

Tras lo informado por la magistrada el ex uniformado deberá seguir privado de libertad y cumpliendo la prisión preventiva decretado anteriormente  en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén.

Fue la semana pasada cuando el excomandante en jefe del Ejército Óscar Izurieta Ferrer, vivió la intensa interrogación hecha por la magistrada Romy Rutherford. En el escrito presentado por la ministra en visita de 755 páginas, se expuso que “admitió haber usado recursos provenientes de gastos reservados para fines distintos de los permitidos por ley”.

En su testimonio el militar admitió que el destino de algunos de estos fondos estuvieron destinados para cubrir los gastos de Pinochet y su familia, afirmando que el exgeneral "gastaba mucha plata", esto tras su al país, luego de estar detenido en Londres, ya que "generaba muchos gastos" porque se trataba de un general "que había que cuidar", por lo que tenía a su disposición médicos, enfermeros y escoltas. Ante esto Izurieta argumentó que "todo estaba amparado en el decreto supremo que avala custodiar a los excomandantes en jefe". Reconoció además que en algunas ocasiones Lucia Hiriart, "lo llamaba solicitando alguna ayuda económica" y admitió que el hecho se repitió en dos oportunidades y que cada vez se entregó un monto de $1.000.000.

Los recursos también estuvieron destinados para cubrir regalos injustificados, actividades con editores y periodistas de medios de comunicación. Finalmente, Rutherford luego del interrogatorio, informó el lunes que se someterá a proceso y además ordenó prisión preventiva para el exuniformado, aunque durante esta jornada la defensa solicitó libertad bajo fianza, petición que la magistrada aún no define si aceptar o negar.

Un proyecto de