Señal en vivo

0:00
/

El 7° Juzgado de Garantía de Santiago confirmó la fórmula establecida para que el Ministerio de Salud (Minsal) entregue los correos electrónicos de Jaime Mañalich y Paula Daza a la fiscalía Centro Norte. Esto por la investigación de presuntas deficiencias en la forma de contabilizar al número de personas fallecidas durante la pandemia.

Días antes, el ministro de Salud, Enrique Paris, aseguró que el mecanismo no cumpliría con lo resuelto por la Corte Suprema, la cual dispuso que la entrega de información se limitaría solo a los hechos delictivos denunciados y no de la totalidad de las informaciones. Por eso, había pedido que se dejara sin efecto la orden del tribunal.

Pero el 7° Juzgado rechazó los recursos de reposición deducidos por los abogados del Minsal. Se trata de dos querellas contra el ex titular de Salud por “imprudencia temeraria o negligencia,  por haber generado la propagación del coronavirus con niveles de contagio que se pudieron evitar”. Mañalich deberá declarar el 11 de noviembre.

El jueves pasado, la Corte Suprema resolvió acoger parcialmente la petición del Ministerio Público, señalando que el Ministerio de Salud deberá entregar los correos electrónicos que contengan información que refiera solo a los hechos delictivos denunciados y no los mensajes que referían a la seguridad nacional.

Pero el ministro de Salud, Enrique Paris, ingresó a la Suprema un nuevo recurso, donde pide “dejar sin efecto” la fórmula que se zanjó el viernes por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. Según Paris, lo resuelto por dicho tribunal "no guarda correspondencia con lo resuelto" el jueves por la Suprema, ya que a su juicio "nuevamente autorizar el acceso total a los correos”.

Pero el ministro Paris explicó que, en realidad, no pidió “dejar sin efecto” la resolución del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, sino que solo aclarar la información a entregar.

Finalmente, el ministro de Salud, Enrique Paris, envió a la Corte Suprema, sus argumentos para negar la entrega de los correos electrónicos del ex titular de la cartera Jaime Mañalich, en el marco de las investigaciones por la supuesta responsabilidad en las muertes por coronavirus y errores en la entrega de información.

En el documento explica que la incautación comprometía la seguridad nacional y violaría la privacidad de los datos de los pacientes. Son decisiones adoptadas por el Ministerio de Salud enmarcadas en un Estado de Excepción Constitucional que ha significado una coordinación con distintos Jefes de Defensa Nacional, y destinadas a evitar la propagación del virus.

Esto en relación a "decisiones reservadas, estratégicas y logísticas" que aún pueden afectar el desarrollo de la estrategia contra la pandemia. Por ejemplo, podría afectar la adquisición de "implementos necesarios, en un contexto de una verdadera 'guerra comercial y política' entre potencias mundiales, con riesgos de incautación en cualquier territorio". Y detalló que los correos electrónicos tienen datos sobre el despliegue de las Fuerzas Armadas a nivel nacional.

La Corte Suprema pidió explicaciones al ministro de Salud, Enrique Paris, por negarse a entregar la información de los correos electrónicos del ex titular de salud, Jaime Mañalich, y de la subsecretaria Paula Daza, en el marco de la indagatoria por las presuntas deficiencias en la contabilización de personas fallecidas durante la pandemia.

Paris aseguró que responderá a la petición de Corte Suprema y adelantó parte de la respuesta. ¿Qué dijo? El ministro asegura que la información contenida en los correos comprometería la seguridad nacional, tal y como le explicó al fiscal Xavier Armendáriz a través de una carta.

¿Por qué? Habrían datos muy sensibles con respecto a la preparación que hizo el Estado para enfrentar la pandemia durante la llamada “guerra de recursos”, como la alta demanda de equipos médicos por parte de diversos países, generando tensión internacional. “En este caso, la compra de los ventiladores mecánicos y rutas de traslado. Entonces, en caso de volver comprar o trasladar, esa info debe mantenerse en reserva”, dijo Paris.

Un proyecto de