Señal en vivo

0:00
/

El gobierno de Nicolás Maduro, rechazó el informe emitido por la alta comisionada de los derechos humanos de la ONE, Michelle Bachelet, el que evidencia violaciones a los derechos humanos en ese país.

“El Gobierno de Venezuela reitera su rechazo a la metodología empleada por la OACNUDH para elaborar el informe sobre la situación de derechos humanos del país. Son incontables las imprecisiones, errores, descontextualizaciones y falsas afirmaciones en las que incurre la OACNUDH (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos), producto del inadecuado uso de las fuentes disponibles”, indica el documento.

Según el gobierno chavista, que el informe ONU, “omite incluir el impacto generado por las medidas coercitivas unilaterales adoptadas por el Gobierno de los Estados Unidos contra el país”, en la crisis humanitaria de Venezuela.

Así mismo, el gobierno actual de Maduro, niega la crisis humanitaria “Resulta preocupante la ligereza con que la OACNUDH utiliza el término de ‘crisis humanitaria’ en su informe, sobre todo considerando que no presenta datos o elementos que permitan sustentar objetivamente tal calificación sobre la situación del país”.

La alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, informó al organismo sobre "graves violaciones de los derechos económicos y sociales, incluidos los derechos a la alimentación y la salud, en Venezuela".

En el documento disponible en el sitio oficial de la comisionada, se explica que "el gobierno (de Nicolás Maduro) se negó a reconocer la magnitud de la crisis hasta hace poco y no adoptó las medidas apropiadas".

"Conforme se agudizaba la crisis económica, las autoridades empezaron a utilizar los programas sociales de forma discriminatoria, por motivos políticos, y como instrumento de control social. Las recientes sanciones económicas están agravando la crisis económica, lo que en último término aumentará el impacto negativo en el disfrute por la población de los derechos económicos y sociales", enfatiza.

Además, la ex presidenta de Chile relata que "durante más de un decenio, Venezuela ha adoptado e implementado una serie de leyes, políticas y prácticas que han restringido el espacio democrático, debilitado las instituciones públicas y menoscabado la independencia del Poder Judicial".

Un proyecto de