Señal en vivo

0:00
/

En contra de todos los pronósticos, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, junto al actual mandatario, Jair Bolsonaro, se enfrentarán en una segunda vuelta de elecciones presidenciales, luego de que ambos lograran las dos altas mayorías este domingo en las urnas.

Ya con el 97,99% de las mesas escrutadas, Lula da Silva se quedó con la primera mayoría, correspondiente al 48,01% de las preferencias, seguido de Bolsonaro con un 43,56%. Esta diferencia corresponde a más de 5 millones de votos.

Los locales de votación, cerraron oficialmente a las 17:00 horas de este 2 de octubre y partió el conteo de votos. De hecho, por más de tres horas, Bolsonaro lideraba el sondeo con el 48% de los votos. Transcurrido este tiempo, el líder del PT alcanzó y superó al actual mandatario local.

Una cerrada segunda vuelta que nadie predijo, es más, previo a los debates presidenciales y sondeos, las cifras finales se alejaron de lo que sucedió este domingo.

Elecciones de segunda vuelta

El llamado a la ciudadanía es a que el próximo 30 de octubre, deberán concurrir a las urnas para elegir entre Lula da Silva y Jair Bolsonaro. Quien gane estas elecciones asumirá la presidencia el 1 de enero del 2023.

Este jueves se desarrolló el último debate de cara a las elecciones presidenciales de Brasil, que enfrentará en las urnas a Jair Bolsonaro y Lula da Silva.

Ambos políticos, que disputan por el sillón presidencial, buscan lograr el triunfo en primera vuelta. Sin embargo, los sondeos previos indican un leve favoritismo para da Silva, de hecho, Bolsonaro, se queda solo con el 36% de las preferencias.

“Lo que está en juego en las elecciones es el futuro de la Nación. Brasil era una cleptocracia. Lula fue el jefe de una gran organización criminal. No podemos continuar en el país del robo”, dijo el candidato del Partido Liberal.

A estas palabras, se suma que Bolsonaro catalogó a Lula de “expresidiario”, haciendo alusión a que también fue condenado en tres oportunidades por corrupción y dejó entrever que fue liberado por tener contactos y un “amiguito” en la Corte Suprema, de Brasil.

En el set televisivo se hicieron emplazamientos referentes a crímenes, escándalos de corrupción, discusiones particulares, robos e incluso, referentes a estafas. Situaciones no lejanas a las que dejó el debate anterior.

El primer debate presidencial de Brasil mantuvo una extrema tensión en el set televisivo donde se enfrentó el actual mandatario local, Jair Bolsonaro, y su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva. Ambos, los preferidos para competir por el sillón presidencial.

También se contó con la participación de los otros cuatro candidatos presidenciales como Soraya Thronicke, del Partido Unión de Brasil, Ciro Gomes, del Partido Laborista Democrático y Luis Felipe D'Avila, del partido Novo.

En el encuentro, Bolsonaro no desaprovechó la instancia para arremeter en contra de su opositor, cuestionando sus relaciones políticas con algunos presidentes latinoamericanos como Alberto Fernández, de Argentina; Daniel Ortega, de Nicaragua; Nicolás Maduro, de Venezuela e incluso se refirió nuevamente al Presidente de la República, Gabriel Boric.

“¿A quién apoyó el exconvicto? Maduro en Venezuela. ¿Mira hacia dónde va la autonomía de nuestra Argentina? Lula apoyó al Presidente de Chile, que practicó actos de prender fuego al Metro. Apoyó a Ortega, que realiza actos de persecución religiosa”, dijo Bolsonaro.

En concreto, la autoridad vinculó directamente al presidente Boric, con los incendios que afectaron las estaciones del Metro de Santiago en el Estallido Social, en octubre del 2019.  

Sobre esto, la ministra del Interior, Izkia Siches, comunicó que “esto lo va a responder Cancillería en conjunto con Presidencia”, lo que se dará dentro de las próximas horas.

En la jornada del jueves, el Partido de los Trabajadores (PT) hizo oficial la candidatura presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva de cara a las elecciones presidenciales del 2 de octubre, en Brasil.

La instancia se celebró en un hotel de Sao Paulo y en medio de ello, el también ex mandatario llamó a vencer al fascismo, apuntando al actual presidente Jair Bolsonaro.

“No nos enfrentamos a una elección común, enfrentamos a un fascista cercado de milicianos por todos lados y necesitamos derrotarlo para recuperar la democracia” remarcó Lula da Silva.

Hasta el momento, las encuestas favorecen al candidato de 76 años. Exame/Ideia incluso lo aventaja por 11 puntos sobre Bolsonaro.

Cabe recordar que Lula fue presidente de Brasil en dos ocasiones, entre 2002 y 2010.

El ex juez y actual ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil, Sergio Moro, se ofreció para comparecer ante el Senado de dicho país y esclarecer la filtración de conversaciones privadas en el Caso Lava Jato vinculada al ex presidente, Luiz Inácio da Silva.

Moro, condenó en 2017 a Lula a 9 años y 6 meses de prisión al recibir un departamento en la playa de São Paulo a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

La revelación de los mensajes por vía Telegram obtenidos por un hacker anónimo, ha causado revuelo en el país sudamericano, Lula en su defensa firma ser victima de persecución política y que el juicio en su contra estaba "viciado" y debía ser declarado nulo.

Ante el escándalo por la filtración de las conversaciones, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha guardado silencio, aunque ha mostrado un claro respaldo al ministro de Justicia.

Un proyecto de