Señal en vivo

0:00
/

Durante la pandemia se registró una fuerte alza en el robo de cobre. En 2019 robaron 128,5 toneladas, mientras que el año pasado se robaron más de 257 mil toneladas, según un balance de la Jefatura Nacional contra Robos y Focos Criminales de la PDI.

Este delito significó pérdidas de más de 9 mil millones de pesos en 2019. Junto con el robo, se reportaron otros delitos asociados, como robo con intimidación, lavado de activos y contrabando de este mineral, ya que significa ganancias significativas. En el norte del país, el delito se ha visto a la baja y se ha desplazado con más fuerza en la zona central.

El robo del tendido eléctrico ha tenido un alza, solo en enero se incautaron más de ocho toneladas. Este año, la PDI trabaja en un plan estratégico junto con la Brigada de Delitos Económicos por la implicancia del lavado de activos que genera el robo del cobre.