Señal en vivo

0:00
/

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, señaló que ya “se acabó” la pandemia, sin embargo, aseguró que su Gobierno sigue trabajando para contrarrestar los problemas generados por el Covid- 19.

Los dichos se entregaron en una entrevista al programa 60 Minutesel domingo pasado. “Se acabó la pandemia. Todavía tenemos un problema con el Covid y estamos trabajando mucho en ello. Pero la pandemia ha terminado”, sentenció.

Mencionar que Estados Unidos es el país que más decesos ha registrado por la pandemia en el mundo, según datos que entregó la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo a los Centros para el Control de Enfermedades, la última semana hubo 60.000 contagios diarios y cerca de 400 muertes en el país norteamericano.

Cabe destacar que la semana pasada el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló: Nunca he estado tan cerca del fin de la pandemia del Covid- 19. Pero a su vez llamó a no bajar la guardia respecto a las medidas sanitarias.

Durante la tarde de este jueves, el Presidente Gabriel Boric se reunió con su par de Estados Unidos, Joe Biden. La conversación se extendió por más de media hora.

En la reunión, los mandatarios conversaron con respecto a la situación que se vive en América Latina, la inflación debido a las sanciones de Rusia, entre otros temas.

La canciller chilena, Antonia Urrejola, detalló que ambos presidentes crearán un grupo de trabajo para buscar soluciones. Lo anterior, en materias como el alza del costo de la vida.

El Presidente Boric, a través de su Twitter, sostuvo que "en la medida que EEUU entienda que países de América Latina somos sus pares y jamás subordinados, podremos trabajar juntos".

La tarde de este jueves, finalmente se concretará el encuentro entre el Presidente Gabriel Boric y su par de Estados Unidos, Joe Biden. La cita será, en el marco del foro multilateral, en la realización de la IX Cumbre de las Américas.

Si bien, el encuentro se concretará durante esta jornada, este miércoles hubo un sorpresivo encuentro entre ambos presidentes, previo a la reunión bilateral.

Entre los temas que se abordarán, está la migración, crisis climática, inversiones y control de armas. Sin embargo, otro tema que ha marcado la gira, son los constantes guiños hacia la exclusión de Venezuela, Nicaragua y Cuba del evento. Además, de llamar a empresarios norteamericanos a invertir en el país.

De igual forma, el Presidente Boric, no ha quedado exento de polémicas. Ha sido un crítico de estas decisiones norteamericanas, no obstante, no se restó de los encuentros en medio de su segunda gira internacional, en la IX Cumbre de las Américas, donde se busca, principalmente, generar acuerdos económicos y políticos entre los países americanos.

El Presidente Gabriel Boric sostendrá una reunión bilateral con el mandatario de los Estados Unidos, Joe Biden, en el marco de la Cumbre de las Américas. Así lo confirmó este jueves, la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola.

El evento se realizará en el mes de junio, entre los días 6 y 19 de junio, en la ciudad norteamericana de Los Ángeles.

Este será el primer encuentro entre ambos mandatarios, después de la llamada de Biden para felicitar a Boric tras ser elegido Presidente de la República.

Por otra parte, Estados Unidos no ha confirmado las invitaciones a Venezuela ni a Nicaragua para participar en la cumbre. En cuanto a la decisión, la canciller chilena expresó que "hemos hecho las gestiones para que eso ocurra", refiriéndose a la invitación de las naciones.

Tras el despliegue de las tropas rusas en localidades ucranianas como Bucha, Estados Unidos aplicará nuevas sanciones económicas contra Rusia, según lo anunciado por el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan.

"Estamos en coordinación con nuestros aliados y socios sobre qué parámetros exactos tendrán, pero sí, esta semana se anunciarán elementos adicionales de presión económica», comentó el asesor.

Además, comentó que Estados Unidos está trabajando "contrarreloj" para acelerar el envío del armamento a Ucrania. Además, se anunciará "asistencia militar adicional en los próximos días".

El anuncio se realiza luego del ataque ruso a Bucha, localidad que visitó el presidente Volodimir Zelenski este lunes, mencionando que Rusia cometió un "genocidio", postura que no fue apoyada por su par estadounidense, Joe Biden, quien fue preguntado por los periodistas y comentó que "creo que es un crimen de guerra".

El presidente norteamericano mencionó que "a mí me criticaron por llamar a Putin criminal de guerra" cuando comentó sobre su par ruso, Vladímir Putin.

Por otra parte, Sullivan mencionó que Rusia está “reposicionando sus fuerzas para concentrar sus operaciones ofensivas en el este y partes del sur de Ucrania”, agregando que esta nueva fase del ataque "podría durar meses o más".

El asesor comentó que sus EE.UU. y sus aliados anunciarán medidas "relacionadas con la energía", además de mencionar la venta de ocho aviones de combate F-16 a Bulgaria, con el fin de "reforzar la seguridad" del país, frente a la guerra con Ucrania.

El Presidente de Estados Unidos Joe Biden se refirió a la guerra que todavía sostiene Rusia y Ucrania y se lanzó en contra del mandatario de Rusia, Vladimir Putin.

Biden aseguró en un discurso en el Palacio Real de Varsovia que su par ruso es un dictador que pretende armar su propio imperio y no puede seguir  al mando del país.

Además, respaldó las medidas económicas interpuestas a Rusia y auguró que la economía del país Europe en los próximos días no estará entre las 20 mejores del mundo, como si lo era antes de la invasión a Ucrania.

Luego de las cumbres de la OTAN y el G7, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró en una rueda de prensa que Rusia debería ser expulsada del G20. En esta misma instancia, advirtió que si el Kremlin decide usar armas químicas, su gobierno “responderá”.

Ante la afirmación de su intención de sacar a Rusia del G20, dijo que si no se concreta “tendríamos que permitir que Ucrania también pueda asistir a las reuniones”. Cabe mencionar que hace solo unos días el líder ruso, Vladímir Putin, confirmó que planea asistir a la cumbre que se realizará en Indonesia.

Durante esta jornada, además, el mandatario estadounidense visitará Polonia (el país con más refugiados ucranianos), estando en la localidad de Rzesów, cercano a la frontera con Ucrania. Según informó la Casa Blanca, allí se dará detalles respecto a la ayuda humanitaria y también se reunirá con militares de las Fuerzas Armadas de EE.UU, que fueron enviados para reforzar el flanco oriental de la OTAN.

Esta tarde de jueves, el Presidente de los Estados Unidos anunció un paquete de sanciones para Rusia, las que afectarían a las exportaciones, economía, a Vladímir Putin y su círculo.

“Esto impondrá un costo alto a la economía rusa, tanto de inmediato como a largo plazo”, comentó Biden al momento de anunciar que suprimirá la mitad de las importaciones tecnológicas de Rusia y sancionará cuatro bancos rusos, lo que imposibilita realizar transacciones en dólares, yenes, euros y libras.

En ese sentido, mencionó que estas sanciones están diseñadas para minimizar el impacto en Estados Unidos y sus aliados. A la vez, advirtió que desde Washington podrían tomar medidas más extremas.

Al momento de ser preguntado de si el conflicto se extendería más allá de Ucrania, mencionó que "no tengo idea, sé lo que hizo Putin, nadie esperó que estas sanciones previnieran lo que ocurrió", refiriéndose a que Putin no se retirará con estas sanciones anunciadas.

También respondió con respecto a si ha pedido a China aislar a Rusia, a lo que comentó que "no está preparado para entrar a ese terreno ahora".

 

Este martes, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, entregó un listado de sanciones financieras que podrían aplicarse frente al conflicto que Rusia está desarrollando con Ucrania.

El primer abanico de sanciones podría afectar al círculo cercano de Vladímir Putin y sus familias, además de bancos que Estados Unidos considera fundamentales para el Kremlin y las Fuerzas Armadas rusas, sumando las relaciones que el país del este de Europa mantiene con Alemania.

Nord Stream 2

El mismo día, Alemania anunció que suspendería las funciones del gasoducto Nord Stream 2 que une Rusia con Alemania, pero que aún no entra en operación. Es un proyecto impulsado por la compañía energética rusa Gazprom en conjunto a otras empresas europeas y que ha costado miles de millones de dólares. NS2 permite suministras gas natural desde Rusia a algunos países de Europa.

Por parte de Biden, ha comentado que el proyecto fue un error estratégico desde un principio, ya que incrementa el poder político de Putin sobre Europa al prolongar la dependencia del continente sobre el país ruso. A pesar de que no está claro si EE.UU. aplicará sanciones relacionadas al gasoducto, el Presidente estadounidense insistió en que NS2 no tiene viabilidad si Rusia invade Ucrania.

Sanciones a Putin y su círculo cercano

Desde Estados Unidos han comentado que las sanciones que se anunciaron han sido solo una insinuación de lo lejos que podrían llegar en caso de una posible invasión. Las acciones que se revelaron podrían afectar a líderes civiles en la cúpula jerárquica del país y a dos bancos que se consideran cercanos con el Kremlin, los que poseen más de US$80.000 millones en activos combinados.

Parte de las sanciones incluye congelar los activos de esos bancos e incluso dejar fuera de línea a entidades bancarias más grandes. Lo que busca Estados Unidos con esta sanción es esquivar daños colaterales para su nación y aliados europeos, además, se espera que uno de los castigos pueda afectar a la economía rusa en rubros específicos, como la energía, finanzas, tecnología y defensa, para que se incluyan en la Lista de Identificación de Sanciones Sectoriales.

Sistema Financiero SWIFT

El sistema SWIFT distribuye dinero de banco a banco alrededor del mundo, y expulsar a Rusia de este sistema, sería dañarlo de forma inmediata y también a su economía, dejando al país fuera de transacciones financieras internacionales en conjunto a sus ingresos por exportaciones de petróleo y producción de gas, lo que conforma el 40% de ingresos del país.

Bloquear el dólar

Otra de las armas poderosas que Estados Unidos podría usar, es bloquear el acceso de Rusia al dólar estadounidense. La moneda sigue dominando las transacciones alrededor del mundo y deben ser aprobadas por la Reserva Federal o por instituciones financieras estadounidenses. A diferencia de SWIFT, esta decisión la puede tomar Estados Unidos de manera independiente y los rusos no podrían realizar cosas "comunes" como compras o pagar sueldos con la moneda.

Control de exportación

Los controles de exportaciones por parte de Estados Unidos, afectarían a la alta tecnología que permite desde volar jets de guerra hasta el desarrollo de smartphones y equipamiento que funciona en el día a día. Rusia podría sumarse al grupo más restrictivo de países en conjunto a Cuba, Irán, Siria y Corea del Norte.

Esta medida podría restringir a Rusia de adquirir circuitos integrados o productos que los contengan debido al dominio global de Estados Unidos en términos de tecnología. También afectaría a sectores como la defensa y aviación civil rusa, lo que haría que el país euroasiático busque alternativos en otros países como China.

"Cualquier estadounidense en Ucrania debería irse lo antes posible, y en cualquier caso, en las próximas 24 a 48 horas", afirmó el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, debido a que hay "una posibilidad clara" de que Rusia lance un ataque a Ucrania "en cualquier momento".

El asesor detalló que este ataque podría llegar antes de que finalicen los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing, China, los que terminan el 20 de febrero.

Además, Sullivan aclaró que Estados Unidos aún no tiene claro si Vladimir Putin, Presidente de Rusia, haya tomado una decisión con respecto a invadir el país vecino, pero detalló que el riesgo es "suficientemente alto e inminente" como para activar las alarmas.

Las relaciones entre ambos países se ha tensionado en las últimas semanas por una denuncia desde Occidente, avisando que Rusia ha movilizado más de 100.000 militares en la frontera con Ucrania.

Este viernes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó un decreto para incautar $7.000 millones de dólares en activos del Banco Central de Afganistán, los que estaban depositados en instituciones financieras del país norteamericano.

Este hecho de que Estados Unidos tome posesión de activos de otro Estado, Joe Biden solicitó que estos fondos sean depositados en una cuenta de la sede de la Reserva Federal de Nueva York.

El mandatario anunció que tiene un plan para indemnizar a familiares de víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001, los que llevaron a que Estados Unidos invadiera Afganistán.

Biden planea destinar la otra mitad del dinero para ayuda humanitaria a Afganistán, pero desembolsarlo de una forma en la que no caiga en manos de los talibanes: "Es muy importante poder tomar 3.500 millones de dólares y garantizar que se utilicen en beneficio del pueblo afgano", dijo un funcionario del gobierno en un punto de prensa.

El presidente electo, Gabriel Boric, comentó que durante la conversación por llamada que tuvo el pasado 30 de diciembre con el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, le dijo que "iba a tratar de que viniera la Vicepresidenta, Kamala Harris", para el cambio de mando que se realizará este 11 de marzo en el Congreso Nacional.

El futuro mandatario también dijo que cada líder que lo ha felicitado ha sido invitado al cambio: Pedro Castillo (Perú), Luis Abinader (República Dominicana), Alberto Fernández (Argentina), Emmanuel Macron (Francia), son sólo algunos de los presidentes y cancilleres que vendrían al país para uno de los días más importantes del 2022.

"Estamos haciendo las confirmaciones. Hay un equipo encargado del 11 de marzo en particular", agregó, Boric también comentó que la asistencia de los invitados "depende de sus agendas" porque ya han sido contactados.

Un proyecto de