Señal en vivo

0:00
/

Las voces que anunciaban que se necesitan 3 vacunas para atacar al coronavirus, terminaron siendo reales. Un estudio reveló que una sola dosis de la vacuna Pfizer reduce a casi la mitad la transmisión del virus en el entorno familiar. Esto quiere decir que, las personas que se infectaron tres semanas después de recibir la primera dosis tenían entre un 38 % y un 49 % menos de posibilidades de contagiar a otros de su entorno.

Por otra parte, el cofundador de la farmacéutica alemana BioNTech, Ugur Sahin, planteó que será necesaria una tercera dosis de la vacuna Pfizer, nueve meses después de la inoculación, para garantizar que se mantenga la inmunidad. Esto, ya que a los seis meses de haberse logrado esa máxima inmunidad, a través de la segunda dosis, ésta empieza a descender.

¿Pero a qué nos referimos con la máxima inmunidad? La expresidenta de la Sociedad de Microbiología de Chile, Claudia Saavedra, nos explica:

Las autoridades hacen el llamado a las personas, ya que es importante que la gente actúe como si tuviera el virus y mantenga la higiene y la distancia social, pese a la vacunación.

Rusia iniciará en julio las pruebas clínicas de una nueva vacuna contra el coronavirsus. La diferencia es que esta fórmula sería capaz de generar inmunidad a nivel celular con una protección de más de 13 años.

La Agencia Federal Médico-Biológica de Rusia (FMBA) explicó que se trata de un fármaco de nueva generación que se desarrolla sobre una nueva plataforma tecnológica. ¿Cómo funciona? “Se diferencia por actuar no sobre la capa externa de virus y bacterias, sino que sobre otros componentes proteicos del virus, por lo cual no se desarrolla una inmunidad humoral, con la activación de los anticuerpos, sino que una inmunidad celular, cuya ventaja es su larga duración".

Rusia ya cuenta con tres vacunas registradas, la Sputnik V, la EpiVacCorona y la CoviVac. Si bien Rusia ocupa el cuarto lugar a nivel mundial por cantidad de contagios, superada por Estados Unidos, la India y Brasil, su situación epidémica en el país se mantiene estable y con una ligera tendencia a la baja.

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por la farmacéutica estadounidense de Moderna habría creado una fuerte respuesta inmune tanto en personas jóvenes como en adultos mayores. Resultados celebrados por la compañía, ya que muchas vacunas no han tenido un funcionamiento correcto en personas de la tercera edad.

Según el estudio, publicado en el New England Journal of Medicine,  esta fórmula causó una alta respuesta del sistema inmunológico en adultos de 18 y 55 años y personas de 56 y más años. Esto pone a Moderna en una posición privilegiada para que su vacuna sea aprobada y se distribuya antes de lo esperado.

Los efectos secundarios arrojados tras los ensayos clínicos fueron similares a las vacunas contra la gripe de dosis alta. Según los expertos, las personas de 50 a 64 años tienen cuatro veces más probabilidades de ser hospitalizadas y 30 veces más probabilidades de morir que las personas de 18 a 29 años.

Un proyecto de