Señal en vivo

0:00
/

El 31 de enero de 2012 se cerrarán oficialmente las puertas del hogar para adultos mayores Juan Pablo II del hogar de Cristo. Este recinto está ubicado en la calle Balmaceda de la ciudad de Punta Arenas.

Desde la institución señalaron que las condiciones económicas hacen insostenible que este lugar siga operando, todo luego de la crisis sanitaria del Coronavirus. “Mantener la operación de este dispositivo resulta imposible en las actuales circunstancias económicas”, dijo Álvaro Rondón, jefe de operaciones sociales de la institución en la zona.

“A causa de la pandemia, la cuarentena y la contracción económica, y pese a todos los llamados y generosas donaciones que hemos recibido, nuestros ingresos disminuirán $1.500 millones respecto de lo que esperábamos este año”, añadió Rondón.

Pese a esta decisión, que aparentemente ya está tomada, el Hogar de Cristo no desaparecerá de la zona porque continuarán teniendo presencia en Punta Arenas. Se mantendrá un programa de atención domiciliaria, un hogar de acogida para 30 personas y una hospedería para 40 adultos mayores en situación de calle.

La pobreza por ingreso en el país aumentará de 9,8% a 13,7%. Es la lamentable conclusión del estudio "Pobreza y pandemia: propuestas para un Chile más digno y justo" desarrollada por la fundación Hogar de Cristo junto a otras 9 instituciones.

Con respecto a la pandemia, el estudio asegura que los efectos sanitarios y económicos de la se distribuyen de manera desigual, ya que el coronavirus avanza más rápido y tiene consecuencias más dramáticas en los niveles de menos ingresos.

En cuanto a los empleos, Chile registra 12,2% de cesantía. Se advierte que los efectos obviamente se intensifican en los grupos laborales vulnerables, incluso antes de la crisis; las personas con menos educación, las personas de menores ingresos, los jóvenes y las mujeres".

Duras críticas recibió la nueva campaña del Hogar de Cristo con el hashtag #Activistaporlapobreza, que pretende generar consciencia y adhesión con la problemática social de la pobreza en la sociedad.

Para la campaña, uno de los rostros elegidos fue la chica de farándula, Raquel Calderón Argandoña o "Kel" Calderón.

Las críticas fueron lapidarias contra la chica reality y cantante por el tono de la imagen de Calderón al mostrar e acercamiento a la pobreza, representandola como denigrante.

El remate llegó con la frase elegida por Calderón en su spot publicitario: "Es la primera vez que me toca conversar con ellos".

Otros un poco más apasionados por el tema criticaron el hecho que Calderón fuera polémica por querer visibilizar la pobreza y al acaparar (ella) la atención esta siguiera invisible y sin importancia.

Un proyecto de