Señal en vivo

0:00
/

La ONG Greenpeace expresó su satisfacción luego de que más del 50% de los constituyentes electos durante el fin de semana sean parte de la campaña “Suelta el agua”, con el objetivo de que la nueva Constitución garantice el agua como un derecho, tanto para las personas, como para los ecosistemas.

Son 81 constituyentes de los 155 electos quienes firmaron un acuerdo para consagrar el agua como un derecho constitucional y el director nacional de la ONG, Matías Asun, manifestó que el resultado de la elección refleja la participación ciudadana y especialmente la visibilización de los problemas socioambientales que hoy son una realidad en Chile.

Es por esto que se estará supervisando que quienes se comprometieron con la campaña trabajen de forma consistente para que los electos hagan realidad su compromiso y más personas se sumen a esta causa. Con respecto a la campaña, esta fue lanzada el 20 de marzo pasado y en sólo 40 días fue visitada por más de 280 mil personas y reunió 129 mil firmas en la petición por el agua.

Más de 160.000 personas murieron en 2020 en el mundo a causa de la contaminación atmosférica, pese a que la calidad del aire mejoró debido al confinamiento, según un informe de la ONG Greenpeace. La capital más contaminada del planeta fue Nueva Delhi, en la India, donde fallecieron unas 54.000 personas por la toxicidad de las partículas del aire.

Otras zonas con alta contaminación son Tokio, en Japón, donde habrían muerto otras 40.000 personas; también en Shanghái, en China; Sao Paulo, en Brasil; y Ciudad de México, en México.

Las partículas PM2.5 están consideradas como las más dañinas para la salud, y son generadas por el uso de carbón, petróleo y gas en vez de energías limpias. Afectan al corazón y los pulmones y aumentan las probabilidades de sufrir ataques de asma, además de un mayor riesgo de morir de covid-19. En Chile, se producen alrededor de 3.000 hospitalizaciones y cerca de 4.500 muertes al año por esta causa.