Señal en vivo

0:00
/

Desde el 10 de agosto, el Fondo Nacional de Salud (FONASA) dejó de establecer topes anuales para niños y niñas menores de 6 años, que requieran atención pediátrica en la Modalidad de Libre Elección, esto quiere decir que no deberán pagar una sesión adicional a consultas particulares porque serán ilimitadas.

La medida se aplicará a atenciones de kinesiología, que antes solo contemplaba 30 atenciones anuales; fonoaudiología, que no permitía superar las 82 consultas; terapia ocupacional, cuyo tope era de 100 atenciones; psiquiatría infantil que estimaba anualmente 48 sesiones y sicología que establecía un tratamiento de 32 atenciones. Esta medida beneficiará a 1.220.000 niños y niñas.

El Director de FONASA, Marcelo Mosso, explicó que la medida busca incluir a todos los niños y niñas, incluso, los que estén o no, en el Registro Nacional de Discapacidad:

Respecto a cómo se llevará a cabo este cambio, los copagos se mantendrán para los beneficiarios de FONASA, solo se volverán ilimitadas las sesiones ayudando así a miles de familias que se veían en la necesidad de pagar tratamientos particulares por no tener cobertura completa para el tratamiento de sus hijos.