Señal en vivo

0:00
/

A través de redes sociales, se viralizó un error de redacción en la propuesta de la Nueva Constitución. En puntual, se trata de la letra b del inciso 1 del artículo 116, en donde se explican las causas que llevarían a perder la nacionalidad chilena.

El texto señala que:

“1. La nacionalidad chilena, únicamente se pierde por las siguientes causales, y solo si con ello la persona no queda en condición de apátrida:

a) Renuncia voluntaria manifestada ante autoridad chilena competente.

b) Cancelación de la carta de nacionalización, salvo que se haya obtenido por declaración falsa o fraude. Esto último no será aplicable a niñas, niños y adolescentes.

c) Revocación por ley de la nacionalización concedida por gracia.

2. En el caso de la letra a), la nacionalidad podrá recuperarse por carta de nacionalización. En los restantes casos, podrá ser solo por ley”.

La situación fue advertida por el ex ministro de la Segpres de Sebastián Piñera, Máximo Pavez, quien comentó que “tan mal quedó el texto de la Convención, que si usted lee bien este artículo, la nacionalidad chilena se pierde por cancelación de la carta de nacionalización, SALVO QUE LA CARTA SE HAYA OBTENIDO CON DECLARACIÓN FALSA O FRAUDE”.

La ex convencional de Independientes No Neutrales y coordinadora de la comisión de Armonización, Tammy Pustilnick, admitió la falta.

Efectivamente hay error de redacción que genera confusión: Si te revocan la carta de nacionalización y quedas en situación de apátrida, no pierdes la nacionalidad, salvo, la hayas obtenido por declaración falsa o fraude, en cuyo caso, aun cuando quedes en situación de apátrida, la pierdes”.

Además, comentó que, en estos casos, “es importante la autocrítica”. Finalizó señalando que este es el ejemplo “claro de un artículo que no quedó bien redactado”. En la misma línea, aseguró que “debe ser de aquellas ‘reformas obvias’ en caso de aprobarse la propuesta”.

El adelanto mostrado del Museo de Cera de Las Condes y el primero en su clase en Chile, no ha parado de recibir críticas.

Hasta la Sociedad de Escultores se refirió al tema, siendo lapidario: "Aquí los kitsch y la vulgaridad en su expresión más bizarra, expondrá al visitante, en su mayoría extranjeros, a muñecos de cera representando un variado desfile de personajes de la farándula nacional".

Entre los personajes de cera destacaron Stefan Kramer (humorista) y Luis Jara (cantante), por tener rasgos faciales muy exagerados o desproporcionadas.

Entre tanto, el autor de las obras, Rómulo Aramburú, manifestó su malestar por las críticas recibidas "Es un proyecto que me nació hace harto tiempo, cuando lo veía en las noticias, cuando mostraban a Ronaldo, a Ronaldinho, a los presidentes de EE.UU. en cera. Era un sueño, pero se fue transformando en una pesadilla". "Ha sido terrible. Del 100% de las críticas, el 99% han sido terribles. Me crucificaron. Lo encuentro insólito, poco serio. Estoy muy afectado, yo vivo de esto. Imagínate cómo estoy".

Un proyecto de