Señal en vivo

0:00
/

El programa Elige Vivir Sano del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, dispuso la reorganización del presupuesto destinado a la alimentación de los chilenos tras un análisis de los gastos mensuales que tienen los chilenos.

Según los datos obtenidos en un hogar de 3,3 integrantes, se destinan $21.233 para la compra del pan, correspondiente a 17,5 kilos al mes. Seguido de la carne de vacuno y cerdo, con 4 kilos, correspondientes a $19.924 y más atrás, chocolates y dulces, destinando $15.660.

Por la vereda contraria, las frutas, legumbres, verduras y pescados registran gastos más bajos, correspondientes a $7.595, $1.207 y $3.584 según el orden antes mencionado.

En las recomendaciones mencionadas por Elige Vivir Sano, está una variación del -18% en torno al pan; +1% para los cereales; -25% para la carne de vacuno y cerdo; 0% para la carne de ave, huevos, palta, líquidos varios, condimentos y aderezos, fortificantes y saborizantes de leche y para edulcorantes; 100% para los pescados y legumbres; -50% para los embutidos, grasas, aceites, frituras, azúcar, dulces, bebidas azucaradas, sal, sopas y caldos; 50% para los lácteos, frutos secos y semillas y tubérculos. Finalmente+74% para frutas y verduras.

¡Ahora se puede! El gobierno anunció que desde el próximo jueves 14 de enero es posible hacer ejercicio al aire libre cuando la comuna donde se reside esté en cuarentena, es decir, durante el Paso 1 o los fines de semana durante el Paso 2. Para ello se ha habilitado el horario entre las 7.00 y las 8.30 hrs. y no es necesario solicitar un permiso en Comisaría Virtual.

Una de las condiciones es que sean actividades individuales y no grupales, y que se mantengan las medidas sanitarias, como el uso de mascarillas y la limpieza frecuente de manos, pero con la excepción de se permitirá que los deportistas se quiten la mascarilla mientras corren o realizan su actividad siempre que mantengan la distancia social recomendada. 

Según mencionó la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, los estudios indican que las personas han aumentado 8 kilos en promedio durante la pandemia, por lo que se evaluó una solución que permitiera a los chilenos realizar deporte cerca de sus hogares. Esto quiere decir que el permiso no incluye la posibilidad de usar un auto o el transporte público para trasladarse hasta la plaza o parque donde hará la actividad.

 

 

Según la última versión de la VIII Encuesta de Presupuestos Familiares, los alimentos más comprados por los chilenos hasta el 2018 eran pan, bebidas gaseosas y carne de vacuno. Es por esto que el Gobierno decidió lanzar la nueva campaña “Hoy Empiezo a Vivir Sano” que tiene como fin disminuir la compra de alimentos poco saludables y busca impulsar a las personas a cambiar sus hábitos diarios para salir de la rutina.

Se dio a conocer también que una familia gasta $15.102 en promedio en bebidas no alcohólicas mensualmente. Por esto entregaron una lista de alimentos saludables que se pueden comprar en la Vega con el mismo presupuesto,  estos son 2 kg de papas, 2 manzanas verdes y 2 rojas, 1 kg de naranjas, 2 tomates, 3 lechugas, 5 cebollas, 1 kg de porotos y 1 kg de lentejas.

Además, según un estudio que publicó la Revista Médica de Chile, tomar once en vez de cenar puede aumentar en un 54% el riesgo de síndrome metabólico, es decir, el riesgo a padecer enfermedades cardíacas, un derrame cerebral y diabetes; esto por el consumo de alimentos poco saludables. En consecuencia, Elige Vivir Sano recomienda aumentar la ingesta de verduras, frutas, legumbres y alimentos integrales en ese horario.

El informe sobre la Obesidad Infantil, publicado por El Observatorio Elige Vivir Sano, indica que el 53,3 de los menores entre 2 y 12 años consume bebidas y jugos envasados a diario y que un 30,7% ingiere comida chatarra al menos una vez a la semana. Otro factor que afecta al mismo grupo es que al menos el 21,7% pasa más de dos horas frente a una pantalla.

Además, el informe demuestra que la obesidad y el sobrepeso tienen relación directa con el nivel socioeconómico de las familias. Esto significa que los menores que viven en situaciones más vulnerables presentan mayores índices de obesidad, lo cual se traduce en una cifra de 17%. Por otra parte, en los quintiles de mayores ingresos se ven afectado el 9% de los niños.

Finalmente, la presidenta del Colegio de Nutricionistas, Cecilia Sepúlveda, explicó que es necesario implementar políticas públicas para prevenir el alza de obesidad, porque “lo que han mostrado los estudios es que si a la persona le gusta, lo va a comprar aunque tenga más precio”. Para esto se deberían subir los impuestos en los alimentos ultra procesados y quitar la publicidad que va dirigida a menores de 14 años.