Señal en vivo

0:00
/

El Ministerio del Interior creó una Unidad de Casos Complejos con el objetivo de perseguir delitos de alto impacto como incendios, ataques al Metro y lanzamiento de bombas molotov. Esto en respuesta a la crisis social que afecta al país desde el pasado 18 de octubre. La idea de esto es que “las acciones penales que ejerce el Ministerio del Interior sean con nombre y apellido, sobre responsables específicos, más que buscar responsabilidades generales” declaró el Ministro de la misma cartera, Gonzalo Blumel.

El equipo está conformado por 8 abogados dirigidos por el asesor del Ministro Gonzalo Blumel y tiene la función de aplicar “el máximo rigor de la ley” a quienes han causado grandes daños tanto al país como a los ciudadanos. Entre los casos destacados como “complejos” se encuentran el  ataque a la Universidad Pedro de Valdivia, el Hotel Principado de Asturias y daños causados a las estaciones del Metro Pedrero y San Joaquín, todos en Santiago pero se pueden acoger casos de regiones.

Vale decir que para fijar el criterio de “delitos complejos” se revisaron 200 querellas, de las cuales 16 resultaron como graves. Además, recordemos que previamente el Ministro del Interior había propuesto a Sebastián Piñera la creación del “Ministerio de Seguridad Pública”, con el cual se esperaba separar la labor política de la de seguridad, sin embargo, esto quedó en pausa.

La Comisión Nacional de Productividad entregó los resultados del Informe Anual de Productividad 2019. según la entidad los resultados están marcados por la crisis social porque se registró un crecimiento igual al 0%.

Sin ir más lejos, los resultados con los datos recopilados hasta septiembre del año pasado eran positivos porque mostraban un crecimiento del 0,7%. La consejera del CNP, Verónica Mies, señaló que “la incertidumbre y el cambio en el escenario político, social y económico habrían impactado el crecimiento del PIB, empleo y capital, junto con la medida de productividad para la economía”.

Finalmente, los resultados del periodo estudiado son significativamente más bajos que los del año 2018, esto porque en ese año se registró un crecimiento en la productividad del 1,6%.

El Fondo Monetario Internacional, estudiará y reducirá de manera notoria el pronóstico de crecimiento para nuestro país durante el 2020.  El principal motivo de este análisis es el impacto que tendrá el estallido social en Chile. La caída en la proyección de nuestro país hace que toda la región sufra un descenso en su proyección.

Sin embargo, no se cuantificaron las repercusiones que tendrían las protestas.  Para el director de la entidad internacional para el hemisferio occidental, Alejandro Werner, fueron varios los analistas que revisaron esta situación y hicieron que se tomara esta medida.

En un principio se proyectaba un crecimiento de un rango del 2,5% al 3,5%, lo que daba un crecimiento de un punto porcentual, sin embargo, ahora esto sufrirá una revisión y descenderá de manera “considerable”. El panorama mundial igual mostró una caída, porque se proyectaba en un principio un crecimiento de 3,4 %, pero ahora se aventuran a un aumento del 3,3 durante este año.

 

Con la suspensión en cerca de 100 locales inició el segundo día de la PSU, de igual forma durante esta mañana varias son las sedes que se han sumado a esta medida. Desde la Asociación Coordinadora de Estudiantes secundarios se hizo un llamado a los estudiantes a continuar con su movilización durante el día de hoy.

El día de ayer fueron 42 mil los inscritos afectados con la suspensión de la prueba, lo que significa que un total de 14 % de la población inscrita tuvo problemas, de un universo total de 297 postulantes. En algunas de las comunas, la prueba fue suspendida en todas sus sedes, ejemplo de ello es Arica, Iquique, Yumbel, Quellón, entre otros. La directora del Demre, Leonor Varas, señaló que los hechos de violencia fueron más de lo que tenían presupuestados como entidad.

Para los estudiantes afectados se espera que durante la jornada del jueves se entregue la información oficial de cómo deberán rendir sus pruebas, no obstante, esto puede retrasar el proceso de postulación a la educación superior. Durante la tarde de hoy se espera el balance final por parte del gobierno respecto al proceso.

Se presentó un proyecto de ley que busca rebajar las vacaciones parlamentarias a 15 días. Esto por el histórico receso legislativo que vive nuestro país durante el mes de febrero. El diputado de Renovación Nacional, Andrés Celis, fue el impulsor de la medida.

En concreto, el proyecto quiere bajar a 15 días hábiles las vacaciones de los parlamentarios y igualarlo con los días vacacionales que tienen el resto de empleados públicos. Según el diputado, no existe algo que respalde legalmente dicho receso, esto solamente es un consenso administrativo que se tiene para detener sus labores durante febrero.

Aquí, la crisis social toma gran relevancia porque para el Diputado Celis la situación actual del país hace totalmente inviable un receso durante todo febrero. Sin embargo, la última palabra respecto a esta petición la tendrá el presidente del Senado.

El Gobierno ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que permitirá otorgar un bono de 50 mil pesos por cada carga familiar a las familias más vulnerables del país. El bono será de $50.000 por cada carga acreditada como tal, al 30 de septiembre de 2019. Las familias beneficiarias de las asignaciones antes indicadas, que tengan más de una carga, por ejemplo, tengan a más de un hijo menor de edad, recibirán en promedio por familia acogida a este beneficio, $100.000. Este beneficio cubrirá aproximadamente a 1,3 millones de hogares.

También tendrán derecho a este bono las personas o familias usuarias del "Subsistema Seguridades y Oportunidades", independientemente de si perciben a esa fecha transferencias monetarias por esta causa y las familias que, a esa fecha, estén participando en el subsistema "Chile Solidario", siempre que se trate de familias que no sean beneficiarias de alguno de los subsidios o asignaciones antes mencionadas.

El Gobierno publicó el acta de la última reunión del Consejo de Seguridad Nacional, realizado el pasado 7 de noviembre. En el documento quedaron en evidencia las diferencias del Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, y de los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, con la convocatoria del Cosena.

Bermúdez señaló que la reunión “se trata de un resabio de una época pretérita de nuestra República, en que el poder civil estaba supeditado al poder militar”. Además, agregó que “no habría argumentos para entender que estamos frente a un problema de seguridad nacional, ya que aquí hay un problema de orden público, lo que amerita otro tipo de soluciones”.

Cabe recordar que en la reunión del Cosena estuvieron presentes el Presidente Piñera, el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito; los comandantes en jefe del Ejército, Ricardo Martínez; de la Armada, Julio Leiva; de la FACh, Arturo Merino; el general director de Carabineros, Mario Rozas; junto al Contralor Bermúdez, el senador Quintana y el diputado Flores.

Un proyecto de