Señal en vivo

0:00
/

El 30 de marzo de 2019, cerca de 20 empresas tuvieron que comenzar a cumplir con el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica. Hoy, a 3 años de su implementación, según la Seremi de Valparaíso, se ha reducido el 90% de los peaks de SO2, en Concón, Quintero y Puchuncaví.

"Los episodios de concentración de una hora para Dióxido de Azufre (SO2),  se redujeron en un 93%, tomando como referencia el año 2018. Cabe hacer presente que antes del año 2019, no se informaba respecto de la ocurrencia de estos peaks de contaminación, como tampoco existían medidas para enfrentar estas situaciones", destacó la  Seremi.

Parte de las medidas es prevenir las malas condiciones de ventilación o mala calidad del aire, esto con la finalidad de poder resguardar la salud de las personas.

Más de 160.000 personas murieron en 2020 en el mundo a causa de la contaminación atmosférica, pese a que la calidad del aire mejoró debido al confinamiento, según un informe de la ONG Greenpeace. La capital más contaminada del planeta fue Nueva Delhi, en la India, donde fallecieron unas 54.000 personas por la toxicidad de las partículas del aire.

Otras zonas con alta contaminación son Tokio, en Japón, donde habrían muerto otras 40.000 personas; también en Shanghái, en China; Sao Paulo, en Brasil; y Ciudad de México, en México.

Las partículas PM2.5 están consideradas como las más dañinas para la salud, y son generadas por el uso de carbón, petróleo y gas en vez de energías limpias. Afectan al corazón y los pulmones y aumentan las probabilidades de sufrir ataques de asma, además de un mayor riesgo de morir de covid-19. En Chile, se producen alrededor de 3.000 hospitalizaciones y cerca de 4.500 muertes al año por esta causa.