Señal en vivo

0:00
/

Durante este fin de semana, se destapó uno de los reportajes más controversiales del momento. El denominado Pandora Papers, fue una investigación realizada por Ciper, donde se reveló que el Presidente Sebastián Piñera, participó en la venta del proyecto Minera Dominga en el año 2010, durante su primer mandato.

Desde la Moneda, el vocero de gobierno, Jaime Bellolio, desmintió los hechos y bajo este contexto, apeló a que en el año 2017, la Fiscalía sobreseyó al mandatario por falta de pruebas:

Dentro del reportaje, se dio a conocer que la familia Piñera-Morel, fueron los mayores y principales accionistas del controversial proyecto minero y que junto al empresario Carlos Alberto Délano, eran propietarios del 56% del lugar.

En el año 2010, se habría pactado en las Islas Vírgenes Británicas el pago de 3 cuotas por 152 millones de dólares con una condicionante, que la zona donde se llevaría a cabo el proyecto no fuera declarada como protección ambiental, para no impedir la instalación de la planta.

En la publicación además, se da cuenta, que tanto los inversionistas como la familia del presidente, han registrado ganancias del 1.000% tan solo en 18 meses.

La circulante ya generó repercusiones, incluso hay voces que piden acusar constitucionalmente al mandatario.

Estas fueron las palabras del conductor de noticias de Televisión Nacional de Chile, luego "la vuelta al fútbol", nota emitida por el canal estatal.

Esto generó en Matías del Río la comparación con la vuelta del comercio, como el caso del Costanera Center o el Mall Chino, con el retorno a las salas de clases, fundamentado en estudios científicos y protocolos que se están aplicando en otros países.

Sin embargo en redes sociales fue duramente criticado, llegando a ser tratado de inconsciente por parte de algunos usuarios, quienes además recordaron su participación en un colegio como sostenedor lo que lo haría tener "conflicto de intereses" con el tema.

Y como siempre da para todo tipo de cosas, en Twitter se crearon memes que aluden a la comparación entre los dichos del conductor y el Ministro de Educación, este último quien también lleva su discurso enfocado a los protocolos para una nueva vuelta a las salas de clases.