Señal en vivo

0:00
/

El Servicio Nacional de Migraciones finalizó la investigación sumaria en la que se indagó la eventual responsabilidad de la directora (s) de la institución, Carmen Gloria Daneri, ante el traspaso de información errónea a la ministra del Interior, Izkia Siches.

Esto, tras la denuncia que realizó Siches por el supuesto avión con inmigrantes expulsados, que retornó con los mismos pasajeros al país.

En ese sentido, la decisión que tomó Migraciones fue una sanción de "censura" a Daneri, que quedará en su "hoja de vida", y bajará dos puntos a su calificación correspondiente.

El director del Servicio Nacional de Migraciones, Luis Eduardo Thayer, mencionó que la investigación "no ameritó para abrir un sumario administrativo".

Agregó que "se desestimó y se resolvió una censura por una desprolijidad en el manejo y entrega de información".

Recordar que la ministra Siches denunció el supuesto vuelo ante la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputadas y Diputados, mencionando que el hecho ocurrió durante el gobierno anterior.

En medio de la polémica desatada por los dichos de la ministra del Interior, Izkia Siches, sobre un vuelo de inmigrantes que retornó con todos sus pasajeros a Chile, el Servicio Nacional de Migraciones reveló que la información dada a conocer por la secretaria de Estado, habría sido entregada por la subrogante del ex director del organismo, Carmen Gloria Daneri.

Según Cooperativa, el Servicio Nacional de Migraciones aseguró que esa información habría sido traspasada a la ministra Siches el 25 de marzo, cuando Daneri se encontraba en reemplazo de Álvaro Bellolio.

En esa misma línea, el organismo anunció que abrirá una investigación para determinar responsabilidades de Siches por la información entregada este miércoles, luego de que la ministra pidiera disculpas a Rodrigo Delgado a través de Twitter.

Además, el servicio estableció que el grupo de condenados venezolanos no fue admitido en su país, mencionando que "antes del embarque, la PDI fue notificada que el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela no autorizó la apertura de la frontera para el regreso de los 53 condenados venezolanos, y solicitó posponer el procedimiento”.

En el comunicado, también se menciona que" la PDI embarcó a los ciudadanos colombianos. Mientras que todos los ciudadanos venezolanos fueron encomendados a Gendarmería para su reingreso a los respectivos recintos penitenciarios".

En el documento también se estipula que el nuevo director del Servicio Nacional de Migraciones, Luis Eduardo Thayer, solicitó "la apertura de una investigación sumaria para determinar eventuales responsabilidades".

Un proyecto de