Señal en vivo

0:00
/

Siete ex carabineros y un abogado que prestaba servicios a la institución fueron condenados por el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, el 14 de noviembre de 2018 en medio de un operativo policial, en la comunidad de Temucuicui.

En detalle, el excarabinero Carlos Alarcón Molina, fue declarado culpable por homicidio simple consumado y homicidio simple frustrado. Este último por los delitos contra el menor que acompañaba a Catrillanca.

El resto fue declarado culpable de apremios ilegítimos, disparo injustificado y obstrucción a la investigación. El padre de Camilo Catrillanca,  manifestó su disconformidad por el resultado del proceso, ya que buscaba condenas por presidio perpetuo, y anunció que recurrirá a justicia internacional.

El caso de Camilo Catrillanca, un hito que cambió la relación ente el pueblo mapuche, los chilenos, el Estado de Chile y, claramente, Carabineros. La vida de la familia Catrillanca Marín y de la comunidad de Temucuicui, después del día 14 de noviembre del año 2018, cambió para siempre. En esa jornada, el comunero fue víctima de un disparo efectuado por Carlos Alarcón, funcionario de Carabineros en ese entonces, donde provocó la muerte de Camilo Catrillanca.

El juicio oral se había iniciado en marzo de este año, pero debido a la pandemia COVID-19, fue postergado para el martes 27 de octubre en modalidad semipresencial.

Son siete funcionarios de Carabineros y un abogado de la institución policial los cuales son acusados por el Ministerio Público en el marco del caso como autores de delitos de homicidio consumado; homicidio frustrado y apremios ilegítimos a un menor, obstrucción a la investigación, falsificación de instrumento público, infidelidad en la custodia de documentos y prevaricación.

De acuerdo a los antecedentes del caso, para ese 14 de noviembre, en el sector de Pidima, región de La Araucanía, se inició una persecución policial tras el robo de tres vehículos, lo cual finalizó con una patrulla al interior de la comunidad de Temucuicui. Fue allí donde los uniformados dispararon al comunero mapuche, Camilo Catrillanca.

 

Un proyecto de