Señal en vivo

0:00
/

La Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural Bidema de la PDI, inició una investigación por mascotas envenenadas en Melefquén, Panguipulli, región de Los Ríos.

Hace unas semanas se conoció sobre el hecho en el que mascotas, tanto perros como gatos, fueron envenenados. El alcalde Pedro Burgos indicó en esa ocasión que “perseguiremos a través de un trabajo conjunto con la PDI a quienes, eventualmente, resulten responsables”.

El Programa Tenencia Responsable de Mascotas del Departamento de Medio Ambiente Municipal, también está siguiendo el caso. Hasta ahora no se han reportado más muertes de mascotas envenenadas.

Personal municipal de Panguipulli, retiró dos cuerpos que ya han sido periciados. Respecto a los presuntos responsables, no se han descubierto pistas de su paradero.

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medioambiente (Bidema), junto a personal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), rescataron a un “Ñandú de Darwin”, más conocido como Suri, que se encontraba encerrado en el corral de una casa en el sector de Yala Yala en la comuna de Camiña, Región de Tarapacá.

El ave se encuentra protegida por la legislación chilena, por lo que se procedió a la detención de la propietaria por el delito contemplado en el Artículo 30° de la Ley de Caza, Ave Endémica y Protegida.

La detenida firmó un acta de depositario provisional hasta que el SAG se ocupe de su traslado hasta un centro de rehabilitación en Antofagasta.

Un proyecto de