Señal en vivo

0:00
/

La semana pasada un anestesista brasileño fue detenido tras ser acusado de violar a una paciente sedada mientras daba a luz por medio de cesárea. Con este caso salieron a la luz nuevas denuncias contra el médico identificado como Giovanni Quintella Bezerra.

Una de ellas es la historia de una joven de 23 años que acusó al hombre de abusar de ella durante el parto de sus gemelos.

La mujer relató a O Globo, que el primer bebé nació por parto natural, mientras que el segundo, debido a las complicaciones, tuvo que nacer por cesárea. “Dijeron que nuestra vida estaba en riesgo”, indicó

En este contexto es que según el relato de ella, es que “llamaron al anestesista, a este monstruo, para que viniera y me diera la anestesia… me hizo un RAC en la columna y me inyectó un medicamento en el brazo. Entonces comencé a sentir mucho sueño. Siempre estaba detrás de mi cabeza, con la tela”, relató.

Cabe señalar que Quintella obligó a salir del quirófano a Wagner Pena Sarmento, pareja de la joven y padre de los bebés. “No peleé porque pensé que era un procedimiento normal. Estaba muy nervioso”, aseguró.

La mujer contó que la sedación a la que fue expuesta fue tan fuerte que despertó al día siguiente, imposibilitándola de conocer a su segundo bebé, que falleció horas después de nacer. “No pude sostener a mi hijo en mis brazos antes de que falleciera”.

Destacar que luego de que salieran a la luz las denuncias contra el anestesista. La joven y su pareja sacaron sus propias conclusiones. Esto porque Wagner asegura que al momento de que su esposa despertó ella “tenía algo blanco en la cara”. Sospechan que era semen.

Un proyecto de