Señal en vivo

0:00
/

En el Día Mundial de la Erradicación de la Pobreza se reveló un análisis que ahonda en los índices de pobreza en América Latina.

Christof Wünsch, director del departamento para América Latina de "Brot für die Welt” (Pan para el mundo), en entrevista con DW, advirtió que hoy se ven “las cifras de pobreza más altas de los últimos 27 años”.

“Lo que observamos, y también lo que nos comparten nuestros socios en el continente, es que la situación es realmente dramática. Lamentablemente los niveles de pobreza seguirán aumentando”.

De acuerdo al informe de junio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), los países de la región se encuentran frente a un proceso de desaceleración del crecimiento económico.

Algunos factores claves que han generado esta incertidumbre económica, van de la mano con la guerra en Ucrania, la mayor presión inflacionaria y una lenta y paulatina recuperación de los mercados laborales tras el paso de la pandemia del Covid-19. Estos agentes son los que, principalmente, podrían aumentar los índices de la pobreza e inseguridad alimentaria en América Latina.

En concreto, y de acuerdo a la información entregada sobre los porcentajes de la población que se encuentran por debajo de la línea de la pobreza, los países que mayores índices presentan son Guatemala, con el 59,3%; Haití, con el 58,5% y Honduras, con el 48%.

Mientras que en los países “menos pobres”, lidera Chile, con el 10,8%; seguido de Uruguay, con el 11,6% y, en tercer lugar, Nicaragua, con el 24,9%.

El 8 de marzo se conmemora la lucha de las mujeres por lograr la igualdad en la sociedad, una tarea difícil cuando, según ADP, 2 tercios de la población del mundo son mujeres analfabetas y donde la mayoría de la población pobre, son mujeres.

Sin duda la pandemia afectó la participación laboral femenina, según la CEPAL en 2020 el retroceso llegó al 46%. Además, advierten que el 56,9% de las mujeres en América Latina están ocupadas en empleos de bajos ingresos como el ser empleada doméstica; de hecho, en Chile, la ocupación en este campo llega al 44,4%.

En la misma línea, al comparar al país con los otros miembros de la OCDE, la distribución de mujeres en cargos de poder llega al 25%, es decir, solo 1 de cada 10 se encuentra trabajando en la plana mayor de las empresas nacionales.

Según señaló la encuesta Latinobarómetro 2021, en Latinoamérica y el Caribe, aumentó el desencanto con el manejo de los gobiernos. Además, se dio a conocer que el apoyo a la democracia sigue a la baja.

El sondeo realizado en 18 países, proyectó que el 70% de los latinoamericanos confesó estar insatisfecho con sus gobiernos. Pero ¿Cuáles son los principales factores para esta opinión? Según los encuestados se mantiene la percepción de que se gobierna para una minoría, además de la desigual distribución de la riqueza y las diferencias al momento de acceder a la justicia, la educación y la salud.

En relación al apoyo a los procesos democráticos esta alcanzó un 49%, lo que marca un descenso generalizado desde el 2010, donde se alcanzó un 63%.

Entre las naciones con más altos índices de apoyo a la democracia está Uruguay con 74%, Costa Rica con 67  y Chile con un 60%.

En la vereda del frente, los que menos favoritismo tienen son Panamá con 35%, Ecuador con 33 y Honduras con 30%.

El estudio del ADP Research Institute reveló que la confianza de los trabajadores chilenos a los próximos 5 años en el lugar de trabajo, disminuyó un punto comparando el periodo 2020-2021, bajando del 83 al 82%, por el alto nivel de desempleo en el último año, además de las bajas perspectivas en el aumento de sueldo y la poca flexibilidad de parte de los empleadores durante la pandemia.

En esta misma línea, debido al covid-19, el 28% de los latinoamericanos señaló que fue despedido, el 25% fue temporalmente suspendido y 23% se vio obligado a aceptar un recorte salarial.

En relación al comportamiento empresarial hacia los trabajadores en América Latina, sobre el aumento de sueldos y/o compensaciones por asumir nuevos roles dentro de sus labores, Argentina con el 56%, se encuentra por debajo de Chile que tiene el 61% y Brasil el 56.

Respecto a encontrar un equilibrio entre el compromiso laboral y familiar, este ha sido el mayor reto en Chile, Argentina y Brasil, donde el 22% concuerda en esta situación, encontrándose por sobre el ítem “mantenerse sano”.

El crecimiento económico en América Latina y el Caribe caerá al 9,1% en 20120 y elevará la tasa de desempleo hasta el 13,5%. Son las devastadoras proyecciones que informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)

¿Qué pasará en Chile? Se estima que la contracción será de -7,9% para la economía local, frente al 4% estimado en abril. Este registro es más pesimista que lo proyectado por el Banco Central y el Fondo Monetario Internacional.

Los países más afectados serán Venezuela, con una caída de 26 %), seguido de Perú, con -13 %, Argentina, con -10,5 %, Brasil, con -9,2 % y México y Ecuador,con -9 %). La lista sigue con El Salvador, Nicaragua, Cuba, Chile, Panamá, Honduras, Colombia, Costa Rica, las islas del Caribe, República Dominicana, Bolivia, Haití, Uruguay, Guatemala y Paraguay, que sólo caerá -2,3%.

Un proyecto de