Señal en vivo

0:00
/

Este lunes, se retomaron las reuniones entre todas las fuerzas políticas presentes en el Congreso, para establecer los lineamientos para la continuación del proceso constituyente y, que de esta forma, Chile tenga una nueva Carta Magna.

Un eventual acuerdo entre los partidos habría dejado una sensación de satisfacción en el ex Congreso Nacional en Santiago, Región Metropolitana. Habrían sido 5 puntos clave donde se esclarecían el método de elección, la cantidad de miembros del órgano redactor, sus funciones y el inicio de labores.

Sin embargo, no todo quedó escrito en piedra, porque desde la bancada de Chile Vamos, rechazaron aquel acuerdo a última hora, desmarcándose de lo anunciado por el Gobierno.

Fue mediante un comunicado, que los timoneles de los partidos de oposición, conformado por Francisco Chahuán, presidente de RN; Javier Macaya, líder de la UDI y Luz Poblete, de Evópoli, señalaron que “consideramos lamentables las declaraciones de ministros del Gobierno y personeros del oficialismo que buscan precipitar resultados, poniendo en riesgo las conversaciones y acuerdos en marcha”.

¿Qué dijo el Gobierno sobre los acuerdos del proceso constituyente?

La ministra Vocera, Camila Vallejo, expuso que “lo que nos corresponde, es valorar ese esfuerzo, como los resultados que está teniendo. Que sea paritario, electo, que pueda participar un comité de expertos acompañando el proceso porque puede ayudar significativamente y con la participación de los mundos que se han puesto sobre la mesa”.

Estas declaraciones, que daban por hecho un acuerdo político del proceso constituyente, alarmaron a la oposición, quienes rápidamente argumentaron lo contrario.

No aceptamos que pretendan imponer un curso de acción y mucho menos torcer mezquinamente las conversaciones en marcha”, señalaron.

“Seguiremos trabajando con decisión, cautela y responsabilidad, sin calma, pero sin prisa, para alcanzar los acuerdos que se necesitan, los cuales todavía no se han concretado. Anunciar acuerdos que todavía no están suscritos amenaza las confianzas y el espíritu colaborativo, al punto de evaluar la pertinencia de los caminos ofrecidos”.

El desliz del presidente de la Cámara Baja

Raúl Soto, líder de la Cámara de Diputadas y Diputados, subió a su cuenta de Twitter un video en el que valoraba los preacuerdos establecidos tras retomar las instancias de diálogo entre las fuerzas políticas. Sin embargo, con el pasar de las horas, este tweet fue borrado, luego de las declaraciones de los timoneles de oposición.

“Hago un llamado a la calma, a la tranquilidad, acá el diálogo va a continuar, hay un compromiso de buena fe con el país que no se puede desconocer. El país y los ciudadanos de Chile nos están mirando, saben lo que dijimos y lo que declaramos cada uno de nosotros en la mañana a la salida de esa reunión”, puntualizó.

“Saben lo que dijimos cada uno de nosotros durante el proceso eleccionario que acababa de terminar y la ciudadanía va a exigir cumplimiento. Nosotros vamos a persistir en el diálogo”, sostuvo Soto.

El Presidente Gabriel Boric, instó a los partidos de la coalición del Gobierno a generar acuerdos previos al Plebiscito de Nueva Constitución. Esto motivado por las opciones que mantiene tanto el Frente Amplio, como el socialismo democrático, para las reformas del nuevo texto.

Yo no veo una dificultad para llegar a acuerdo” dijo el mandatario. “Creo que se está dando un debate que enriquece, donde hay consenso transversal entre quienes quieren una nueva Constitución, de que el proyecto se puede mejorar”.

“Los escenarios del Apruebo y el Rechazo son distintos. Si se aprueba, no se va a depender del veto histórico que ha tenido la derecha durante los últimos 30 años respecto de la Constitución actual. Si se rechaza, vamos a volver a foja 0 y tendríamos que empezar un nuevo proceso constituyente, tal como lo decidió el pueblo de Chile, y yo ya manifesté que es la posición del Gobierno”.

De hecho, hace unas semanas, en conversación con un medio nacional, el jefe de Estado adelantó que de ganar el Rechazo, garantizaría un nuevo proceso constituyente.

Ante la posibilidad de concretar acuerdos previos entre los partidos del oficialismo, el Presidente aseguró que “no solo lo veo posible, sino que lo insto”.

Este martes se realizó la segunda reunión de la Mesa Social COVID-19, la cual fue encabezada por el ministro de Salud y por el ministro del Interior, Gonzalo Blumel. En la instancia se habló de las nuevas medidas tomadas por el gobierno, como la implementación del horario diferido para aquellos trabajadores que no pueden hacer teletrabajo, esto con el fin de evitar aglomeraciones al ingreso y salida de la jornada laboral.

Además, las autoridades acordaron la emisión de un reporte diario más especifico; la creación de una mesa de datos con fines investigativos en la cual participarán las instituciones académicas; la constitución de una submesa con los alcaldes y el Ministerio de Salud para coordinar protocolos y, por último, establecer sistemas de coordinación regional.  También se definirán listas de invitados a la mesa, sobre esto habló el ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

En cuanto a la próxima reunión de la Mesa Social, Blumel señaló que esta será de carácter virtual para reducir el riesgo de contagio entre sus participantes.

Un proyecto de