Señal en vivo

0:00
/

Prostitución y abusos sexuales, la red que se esconde tras el K-Pop

Del estrellato al juzgado, el cantante Lee Seung-Hyun, conocido como Seungri, exmiembro de la boy band, Big Bang, fue puesto en libertad provisional tras una investigación que ha sacudido la industria musical de Corea del Sur al involucrar a empresarios, policías y estrellas de K-Pop al presuntamente estar involucrados en una red de prostitución y abusos sexuales.

Seungri fue denunciado por un hombre que aseguraba haber sido agredido en Burning Sun, una discoteca en la que el cantante era copropietario y terminó siendo cerrado el local por narcotráfico.

En febrero se publicó una conversación entre Seungri y su socio en la que gestionaban la contratación de prostitutas como parte de un supuesto soborno a un inversor extranjero.

La periodista Kang Kyung Yoon siguió investigando sobre el caso de Seungri, hasta encontrar en su chat que compartía videos sexuales sin permiso con otras estrellas del K-Pop, como Drug Restaurant y Choi Jong-Hoon.

Los videos eran imágenes imágenes de cámaras colocadas en lugares públicos, incluso alardeaban de abusos y violaciones. Pocos días después, Seungri anunció su retiro del mundo de la música.

Seungri puede ser condenado hasta con 3 años de cárcel por prostitución, grabación ilícita, evasión de impuestos y malversación de fondos.

La policía de Corea del Sur quiere cerrar el caso antes del 24 de junio, ya que en esa fecha Lee Seung-hyun debe comenzar su servicio militar obligatorio.

Relacionados