La enterraron tras morir por Covid-19 y a los 10 días llegó caminando a su casa

Los familiares de Rogelia Blanco lamentaron su muerte a causa del Covid-19, lo que no esperaban era que a los 10 días recibirían una llamada informándoles que la mujer se encontraba bien y que todo había sido un malentendido.

¿Qué fue lo que pasó?

La situación ocurrió en la residencia para adultos mayores de San Bartolomeu de Xove, en Lugo, España. Una las cuidadoras escuchó toser a alguien en la habitación de Rogleia, por lo que al tomarles la temperatura a ella y su compañera de cuarto, Conchita, se dio cuenta que tenían fiebre, por lo que ambas fueron llevadas al hospital.

El 13 de enero llamaron del hospital para avisar que Rogelia había fallecido, tanto sobrinos como nietos asistieron al entierro. La gran sorpresa llegaría 10 días después informándoles que hubo un error de parte del hospital y quien murió y enterraron fue a su compañera de habitación, Conchita, por lo que la señora Rogelia se encontraba bien de salud.