Excarabinero acusado de disparar lacrimógena a cabeza de manifestante quedó en libertad

(Foto referencial)

La investigación parte el pasado 13 de diciembre en la comuna de Rancagua cuando, en medio de las manifestaciones producto del estallido social, un excarabinero disparó una bomba lacrimógena directo a la cabeza de un manifestante.

El impacto fue tan grande que el afectado terminó con una fractura de cráneo y debió ser intervenido de urgencia. El diagnóstico: la bomba lacrimógena fue disparada por el, en ese entonces, sargento a 8 metros de distancia.

Por esta situación se abrió un juicio en contra del exfuncionario por el delito de homicidio frustrado y la justicia lo declaró culpable. Sin embargo, diversas reacciones no se hicieron esperar luego de saberse que este lunes fue condenado a 5 años de presidio que deberá cumplir en libertad vigilada.