Ministerio del Interior crea Unidad de Casos Complejos para perseguir a autores de delitos graves en torno al estallido social

El Ministerio del Interior creó una Unidad de Casos Complejos con el objetivo de perseguir delitos de alto impacto como incendios, ataques al Metro y lanzamiento de bombas molotov. Esto en respuesta a la crisis social que afecta al país desde el pasado 18 de octubre. La idea de esto es que “las acciones penales que ejerce el Ministerio del Interior sean con nombre y apellido, sobre responsables específicos, más que buscar responsabilidades generales” declaró el Ministro de la misma cartera, Gonzalo Blumel.

El equipo está conformado por 8 abogados dirigidos por el asesor del Ministro Gonzalo Blumel y tiene la función de aplicar “el máximo rigor de la ley” a quienes han causado grandes daños tanto al país como a los ciudadanos. Entre los casos destacados como “complejos” se encuentran el  ataque a la Universidad Pedro de Valdivia, el Hotel Principado de Asturias y daños causados a las estaciones del Metro Pedrero y San Joaquín, todos en Santiago pero se pueden acoger casos de regiones.

Vale decir que para fijar el criterio de “delitos complejos” se revisaron 200 querellas, de las cuales 16 resultaron como graves. Además, recordemos que previamente el Ministro del Interior había propuesto a Sebastián Piñera la creación del “Ministerio de Seguridad Pública”, con el cual se esperaba separar la labor política de la de seguridad, sin embargo, esto quedó en pausa.