Juez investigado por corrupción se suicidó. Ayer la Corte ordenó abrir proceso de remoción

Marcelo Albornoz, el juez de la Corte Suprema de Rancagua, estaba acusado junto a otros dos jueces de corrupción. Esta mañana fue encontrado sin vida en su casa de la región de O’higgins.

Quien está a cargo de investigar a Albornoz y a los otros dos jueces (Emilio Elgueta y Marcelo Vásquez) determinó que los involucrados participaron en al menos 9 hechos irregulares en los procesos judiciales que lideraron. En el caso de Albornoz, se le acusa de solicitar $1.500.000 a un imputado mientras estaba libre, pese a que debía cumplir prisión preventiva.

La tarde del martes Rosa María Maggi (ministra de la Corte Suprema que investiga la causa) recibió el visto bueno para abrir un cuaderno de remoción, el que podría haber terminado con la expulsión de Albornoz y compañía.

Pese a la muerte del ahora ex Juez de la Corte de Rancagua, la causa continuará su cause normal para determinar las responsabilidades de los otros jueces acusados de corrupción.